'La matanza de San Bartolomé' es el título que le concedió Dubois a su obra.

La tapa: 'Tríptico de la infamia'

La versión recién publicada en italiano de la obra de Pablo Montoya fue sacada por la editorial E/O con un tiraje de 3000 ejemplares. Su portada es una pintura de Francois Dubouis, uno de los supervivientes de la masacre, quien retrata crudamente el asesinato de miles de protestantes en París.

2017/04/22

Por revistaarcadia.com

La muerte sacudió a París el 24 de agosto de 1572. La noche anterior, el Rey Carlos IX y su madre, Catalina de Médici, habían ordenado el asesinato de miles de hugonotes, temerosos de que les arrebataran el poder. La masacre estremeció a la ciudad durante días, se extendió por todo el reino y cobró la vida de miles de protestantes, pero no de todos. Uno de sus supervivientes fue el pintor François Dubois, quien retrató el episodio en el único cuadro que dejó a la posteridad. Titulado La matanza de San Bartolomé, en años recientes la obra ha desarrollado un peculiar vínculo con la literatura colombiana, pues no solo protagoniza una de las tres partes del libro de Pablo Montoya Tríptico de la infamia, ganador del premio Rómulo Gallegos en 2015, sino que una de sus escenas se muestra en la portada colombiana.

Ahora, sin embargo, un fragmento mucho más grande del cuadro de Dubois aparece en una nueva edición del mismo libro. Se trata de la recién publicada versión en italiano de Tríptico de la infamia, que sacó al mercado la editorial E/O en marzo, con un tiraje de 3.000 ejemplares. En la nueva portada se pueden apreciar dos detalles que no aparecen en la versión colombiana: a la izquierda se ve a Catalina de Médici vestida de negro inspeccionando los cadáveres a la entrada del Louvre, mientras que en el centro a la derecha, el líder hugonote Gaspar de Coligny cuelga defenestrado de una ventana. “Es una portada violenta y estremecedora —dice Montoya—: no tiene la misma importancia estética que un Bosco o un Brueghel o un Holbein, pero su pintura es primordial para hacernos comprender el valor de la memoria en la creación artística”.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.