RevistaArcadia.com

Las grietas de la Nacional

La Escuela de Artes de la Universidad Nacional, la primera del país, sufre daños estructurales graves. La sede tiene un déficit de infraestructura de dos billones de pesos y su restauración sigue siendo aplazada.

2016/08/23

Por Revista Arcadia

En 1867 nació la Escuela de Artes de la Universidad Nacional, la primera del país y la misma que luego albergaría a artistas como Alejandro Obregón y Gustavo Zalamea. Luego de siete traslados, la actual sede abrió sus puertas en 1935. Y ahora ese edificio, que tanta creatividad ha atestiguado, sufre daños estructurales graves. Las grietas y los huecos se agrandan con el paso de los días, y cada vez parece más complicado salvarlo. Marta Combariza, su directora, asumió el cargo hace unos meses con el propósito de solucionar la crisis. Preocupada por la seguridad de sus estudiantes, entre otras cosas, ha intentado llamar la atención para que se restaure. Sin embargo, hasta ahora no se ha dado a conocer un proyecto que resuelva el problema, ya sea restaurando el edificio o construyendo uno nuevo. Juan Carlos Rodríguez, representante al consejo estudiantil de la Facultad de Artes, manifiesta su descontento: “Uno viene a estudiar en la mejor universidad del país, donde puede encontrar toda la diversidad cultural, política y religiosa… Pero luego se da cuenta de que a la misma universidad y su administración les importan poco el arte y la cultura”. Hay otros puntos de vista. Juanita Barbosa, arquitecta y directora de la Maestría en Conservación del Patrimonio Cultural Inmueble, defiende el edificio y su construcción argumentando que “no se cae” porque sus cimientos son muy fuertes. La tragedia, de todas formas, es real. La sede tiene un déficit de infraestructura de dos billones de pesos. Y, claro, mientras más aplacen la restauración, más se agranda la cifra. Y las grietas.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com