RevistaArcadia.com

La mirada de los niños

Van Gogh Alive, la exposición que presenta la extensa obra del pintor holandés de una manera interactiva, ha resultado ser una experiencia pedagógica que confirma la importancia del arte en la educación del ser humano desde una edad temprana. ¿Cuál ha sido la experiencia de los más pequeños en la exposición?¿Por qué es importante educar para y desde el arte? Reportaje.

2016/10/26

Por Andrea Maussa

"Miren: soy una pintura, yo soy parte de la pintura”. Frases como esta se pueden escuchar una y otra vez en una tarde de visita a la exposición Van Gogh Alive, ubicada en Cafam Floresta, en el noroccidente de Bogotá. Probablemente lo diga un niño de 7 años, o uno de 8, que ven proyectadas en su ropa las pinturas de Vincent Van Gogh, uno de los principales exponentes del posimpresionismo, y que hoy pueden ser apreciadas en esta exhibición en la capital, después de estar en Medellín.

Conocedores de arte o simplemente personas curiosas pueden disfrutar de esta experiencia que propone conocer al ser humano detrás de autorretratos, paisajes, bodegones de naturaleza muerta, olivos y cipreses, campos de trigo y girasoles. En total, 1,8 millones de personas han disfrutado de esta exhibición en 24 ciudades del mundo.

Cartas escritas a su hermano menor Theo, 900 pinturas y más de 1.100 dibujos elaborados entre 1881 y 1890, su periodo de mayor actividad artística, se presentan (con la tecnología Sensory4) en 28 pantallas de 7 metros de altura, ubicadas en paredes, columnas y pisos, acompañadas de música para convertirla en una experiencia multisensorial.

Los estudiantes han sido de los espectadores que más han disfrutado la experiencia. Veintiún colegios de la capital han asistido a la exposición que muchos docentes describen como maravillosa y una oportunidad para confirmar la importancia del arte en la educación de los niños desde una edad temprana.

Para Lorena Aguirre, profesora de multimedia en el colegio Gimnasio Moderno, la importancia de que los niños estén en contacto con este tipo de experiencias artísticas es que “pueden interactuar y tienen la posibilidad de apreciar las pinturas con todos sus sentidos. No es igual que uno les cuente cómo pintaba alguien, cuál era su técnica o estilo, a que ellos observen el objeto, lo toquen y lo perciban de una manera más cercana”.

En el Gimnasio Moderno, los estudiantes reciben, además de multimedia, clases de artes plásticas, arte en tercera dimensión y cerámica. El objetivo es ayudarlos a conocerse y a expresarse, mientras aprenden de arte y desarrollan sus cualidades artísticas. Para Marcela Woolcott, profesora de arte en tercera dimensión desde segundo hasta grado once, se trata de “abrirles un mundo más amplio, ayudarles a conocerse a sí mismos y explotar su imaginación y creatividad, que son cualidades innatas”.

María Paulina Chiappe ha comprobado en sus 13 años como profesora en cursos de primaria del colegio Campestre San Diego que el arte es una manera de comunicación mucho más efectiva para los niños de corta edad. “A través de dibujos, las expresiones que le dan a una cara, sus trazos y los colores que utilizan, uno puede saber si están felices o tristes, y establecer una conexión más profunda sin necesidad de palabras”.

Además de visitar la exposición, disfrutarla y tomarse fotos en una réplica del cuarto del pintor, los estudiantes del San Diego aprendieron sobre su vida con antelación y analizaron su obra desde diferentes perspectivas. En lengua castellana, por ejemplo, plantearon 20 preguntas que le harían al artista, si estuviera vivo, y cada uno de sus compañeros debía responderlas.

“El colegio está muy interesado en proponer experiencias que logren un despertar artístico en sus estudiantes. Por eso tratamos de realizar salidas pedagógicas al menos una vez al mes y llevarlos a museos y a otros espacios donde puedan estar en contacto con el arte. También invitamos a colegios para que participen en exposiciones que mezclan música y arte, y participamos en festivales y ferias intercolegiales”, asegura María Paulina.

Permitir que los niños se acerquen desde pequeños a diferentes expresiones y que conozcan la obra de grandes artistas es ampliar su mirada y mostrarles las diversas maneras de ver y de sentir el mundo. Sin embargo, como lo asegura Marcela Tristancho, artista plástica, educadora y museóloga, estas ofertas culturales deben estar articuladas con políticas sostenidas y planes de educación que fomenten el desarrollo artístico en los niños.

“Experiencias como Van Gogh Alive son muy interesantes. Lo que no puede pasar es que sea solo una gran exhibición, que sea un gran banquete al año y el resto del año los espectadores aguanten hambre. La oferta debe ser constante para que ellos descubran, además, lo que existe en su país y entorno. Que lo universal se balancee con reconocer con lo propio, y sea un constante incentivo a la sensibilidad innata que tienen los niños,” afirma Tristancho.

En 2014, Marcela Tristancho y María del Sol Peralta trabajaron junto con el Ministerio de Educación en la elaboración de un documento titulado “El arte en la educación inicial”, como parte de una serie de orientaciones pedagógicas, que describe precisamente la importancia del arte para la primera infancia.

Además de ser una guía práctica para orientadores y docentes, el texto propone como idea central que el arte en sus diferentes manifestaciones (música, teatro, danza y plásticas) es un medio, un espacio donde los niños pueden explorar formas de comunicación, de relacionarse y de entender su lugar en el mundo, y a partir de esas primeras exploraciones comprenden, valoran y respetan el arte como una manera espontánea en la que no hay errores, porque simplemente es una forma de comunicarse y de expresarse.

Una visión que comparte Marta Valenzuela, artista plástica y docente con más de 30 años de experiencia, para quien el propósito fundamental está en los efectos y procesos que el arte genera en el niño: “Autoconfianza, disfrute, permiso de explorar sin una noción de ‘deber ser’. Es su primera experiencia con el mundo, los identifica, los asombra. Activa un sentido de pertenencia, su fantasía y su imaginación”.

Un concepto que Bertha Riveros, profesora de artes plásticas del colegio San Bartolomé de la Merced, ha podido evidenciar en la práctica. Después de preparar a sus estudiantes con una presentación sobre Vincent Van Gogh, de plantearles preguntas para que conocieran a la persona detrás del artista y de acompañar a sus estudiantes de cuarto y quinto grado a la exposición, y especialmente después de 13 años de aprendizaje constante con sus alumnos, Bertha está segura de que el arte les otorga la posibilidad de desarrollar habilidades y competencias para su vida.

“Quería despertar en ellos una emoción por el color, la música, las imágenes, las pinceladas. Y la exhibición lo logró, esa es tal vez la mayor ventaja de las exposiciones que proponen un juego con los sentidos. Ojalá se dé con otros artistas, porque ese contacto permanente con el arte los convierte en niños críticos, con un respeto y un entendimiento por la mirada diferente del otro”, cuenta Bertha.

Van Gogh Alive ha tendido verdaderos puentes entre arte y pedagogía en su recorrido en Colombia. Tras sus resultados en este trabajo realizado en Bogotá y Medellín, es innegable que es una primera experiencia interesante y enriquecedora, especialmente para los más pequeños, que están en un proceso de aprendizaje y descubrimiento, y para los adultos, que quieren interactuar de una manera desenfadada con el arte.

Tal vez se trate de entender este tipo de exhibiciones como una manera atractiva de iniciar el contacto de los niños con las expresiones artísticas. Tal vez se trate de entender un punto de vista como el de los misak, un pueblo indígena que habita en el departamento del Cauca, “quienes consideran que los niños ya vienen con todo lo que deben saber y parte del papel del adulto es estar atentos a cómo se manifiestan estos saberes” y acompañarlos en ese proceso de constante exploración, como puede ser Van Gogh Alive.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.