La oficina de Wattpad en Toronto, Canadá.

El Facebook de los libros

Después de diez años de haber sido fundada, Wattpad convoca a una comunidad de 45 millones de lectores y escritores en todo el mundo. 'Arcadia' conversó en Nueva York con Ashleigh Gardner, su directora de Contenido, sobre cómo está cambiando la manera de escribir, leer y distribuir contenidos en el entorno digital.

2017/03/24

Por María Alejandra Pautassi* Nueva York

Hace ya algún tiempo, la escritora canadiense Margaret Atwood se quejó con desparpajo de que la gente la estaba mirando raro: “Pero, Margaret –puedes escucharlos decir en voz baja–, eres un ícono literario en la cúspide de tu poder; lo dicen la cubiertas de tus libros”, escribió en el diario inglés The Guardian. “¿Qué haces coqueteando con un sitio web para compartir historias lleno de romance, vampiros y hombres lobo? Deberías apoyar la Literatura, con L mayúscula. Súbete de nuevo a ese pedestal”. Hablaba de la plataforma para escribir y compartir historias Wattpad, considerada hasta ese momento un lugar en el que adolescentes y millennials compartían sus novelas y cuentos. Atwood, conocida por su prosa y por los premios que ha recibido (el Príncipe de Asturias y el Booker Prize, por mencionar solo dos), ha publicado en este sitio libros de poesía, cuentos, ensayos, una trilogía y una novela colaborativa, además de haber auspiciado clubes de lectura y concursos de ficción.

“Margaret Atwood se hace llamar ‘el Hada Madrina de Wattpad’; tiene tarjetas de presentación que dicen eso”, comenta la directora de contenidos de la plataforma, Ashleigh Gardner, en una sala del Hotel Hilton de Midtown Manhattan, donde acaba de tener un almuerzo de trabajo con un grupo de jóvenes escritores durante Digital World, una de las principales conferencias sobre libros digitales en el mundo anglosajón. Entre sus responsabilidades está reunirse regularmente con Atwood y hablar sobre cómo la tecnología está cambiando la manera de contar historias: “A ella le encanta Wattpad por lo que representa para los escritores jóvenes. Le gusta escribir en tiempo real y ver las reacciones de los lectores. Lo considera un desafío creativo y realmente lo disfruta”.

Margaret Atwood. Crédito: Imeh Akpanudosen/Getty Images for LA Times

Wattpad nació en Toronto en 2006, en parte inspirada en las keitai shousetsu, las populares novelas japonesas escritas en mensajes de texto. Pronto se dio a conocer por tener una amplia colección de libros digitales gratuitos (en 2007 adicionó 17.000 títulos del Proyecto Gutemberg) y, sí, como un lugar donde pululaban el ‘fan fiction’, los romances y una que otra historia porno. Hoy, después de diez años, la gama de géneros se ha ampliado (se puede encontrar desde novela histórica hasta ciencia ficción y no-ficción, entre muchos otros), la plataforma cuenta con más de 45 millones de usuarios mensuales en todo el mundo y 300 millones de historias publicadas en 50 lenguas. Según Gardner, el español es la lengua de publicación que más está creciendo, tanto que ella calcula que para finales de este año será la segunda más usada en la plataforma después del inglés. La plataforma no solo convoca a una de las comunidades de narradores más grande del mundo, sino que ya es conocida por cambiar la manera en que se escribe, se lee y se dan a conocer los escritores: tres de los best-sellers de The New York Times de 2016 nacieron en la plataforma y además de Atwood, éxitos de ventas como Paulo Coelho y Dan Brown la usan para publicar, recomendar y relacionarse con su público.

A diferencia de otras plataformas de autopublicación, para hacer parte de Wattpad no es necesario tener una obra finalizada; las historias se publican por entregas, a manera de posts. Tampoco es necesario tener datos bancarios; con una cuenta de correo electrónico, cualquiera puede empezar a leer y escribir. ¡Ni siquiera es necesario escribir! El 90 % de los usuarios de Wattpad son lectores. Las ventajas son evidentes: es gratuito, se puede acceder desde cualquier lugar que tenga internet y desde cualquier dispositivo, y con un solo clic se puede llegar a lectores de más de 180 países. Pero ¿qué ha hecho que autores premiados y best-sellers se unan? Gardner considera que Wattpad es una gran herramienta de mercadeo y que la publicación por entregas les permite a escritores y lectores relacionarse de maneras que antes no eran posibles: “En algunos casos, estos escritores han estado publicando libros durante muchos años, pero nunca han tenido un tipo de interacción con sus lectores línea por línea, de ver cómo comentan de manera inmediata ‘me gusta este libro… me gusta esta frase… me encanta cuando él le dice a ella esto’”.

No solo ‘otra plataforma de autopublicación’

Más que ser una plataforma de publicación, Wattpad es ante todo una red social: “Una especie de Facebook para la literatura”, como lo describió el escritor y sociólogo francés Frédéric Martel en un artículo publicado por Slate.fr y traducido al español por el portal mexicano Horizontal. “...Un verdadero club de lectura online y también un espacio de comentarios, de intercambios y, por ende, de curaduría”. En un momento en que la crítica tradicional va perdiendo terreno frente a los algoritmos, Wattpad entra en escena como un ejemplo que une los dos mundos. “Fuimos diseñados como una red social y serlo siempre ha sido nuestro objetivo –se apresura a aclarar Gardner, a quien no le gusta que se refieran a Wattpad simplemente como otra start-up para autores autopublicados–. Aquí todo el mundo tiene un perfil, tanto lectores como escritores, y no hay ninguna diferencia entre los perfiles de unos y otros, lo que ayuda a disminuir la distancia entre quienes escriben y quienes no”.

Que la mayoría de sus usuarios sean lectores ha hecho que Wattpad le dé a la lectura un carácter social. La posibilidad de dar ‘me gusta’, seguir a escritores, generar listas de lectura públicas, revisar la actividad reciente de amigos y compartir citas en Twitter, Pinterest, Tumblr, Instagram y Google+ (la versión móvil incluso tiene una funcionalidad para añadirles diseños a la medida) motiva a los usuarios a leer para compartir. La plataforma permite además seguir conversaciones y participar en clubes de lectura que funcionan como foros y se organizan por temas. Atrás quedaron los tiempos de lectura silenciosa y privada que se popularizó en el siglo XV, tras la invención de la imprenta.

El logo de Wattpad.

Desde el punto de vista de un editor, esto hace de Wattpad una poderosa herramienta de medición: al mostrar las reacciones inmediatas de los lectores, no solo permite saber qué es lo que más se lee, sino cómo se lee, si una obra se terminó de leer, dónde la dejaron, incluso qué líneas son las que más resaltaron. “Wattpad no solo es un semillero de escritores, es una herramienta para analizar tendencias, conocer públicos y descubrir nuevos gustos literarios”, coincide Andrés Ossa, gerente de Negocios Digitales de Grupo Planeta para el área andina. Para Ossa, quien “descubrió” a Dani Cubides, la joven colombiana que publicó su primera novela a los 16 años con Planeta después de tener más de 20 millones de lecturas en Wattpad. “Aquí lo que importa es que la gente lea, y hay que saber que hay nuevas formas de leer, de interactuar con los contenidos”.

Gardner llama a esta herramienta “información colaborativa sobre una historia”, y a ella le ha dado una perspicaz apreciación de la nueva generación de lectores: “Nunca hemos tenido a un grupo de jóvenes más letrado y comunicativo. El problema [de las encuestas de medición de lectura] son las preguntas sobre el número de libros leídos. ¿Qué pasaría si le preguntáramos a alguien ¿cuándo fue la última vez que usó una cámara? Los jóvenes no piensan así y, de hecho, están tomando muchas más fotos que antes. También están leyendo más que antes, solo que no están leyendo lo que la gente cree que deberían leer. El tiempo promedio de sesión de nuestros usuarios es de 30 minutos, están empleando más de 15.000 millones de minutos leyendo al mes y la nuestra es principalmente una población menor de 30 años”.

La escritura colaborativa

Hace unos años, el hecho de que una editorial publicara a un escritor independiente cuyas obras habían aparecido primero en internet era símbolo de estatus: el escritor, convertido ahora en autor, había entrado en el mercado –un mercado bastante competido– y con ello podía aspirar a nuevas ofertas. Pero ese ya no parece ser el caso. “Muchos de los jóvenes escritores en Wattpad ya no están buscando contratos con editoriales. Escriben en Wattpad por otras razones. Escriben para ser famosos en internet, escriben para recibir retroalimentación y ‘likes’, para sentir que tienen apoyo y seguir escribiendo –dice Gardner–. No creo que el formato de publicación sea importante para definir el éxito de un escritor específico. Lo que realmente importa es tener la mayor cantidad de lectores y fans que te apoyen”.

Y es que con casi cinco millones de escritores en todo el mundo, Wattpad también le ha dado a la escritura un carácter social. No solo por su alto contenido de ‘fan-fiction’, sino porque los comentarios de los lectores son para muchos escritores un aliciente para seguir escribiendo. Es el caso de Dani Cubides, que firmó un contrato con Planeta cuando tenía 16 años para publicar el primer libro de Mi hermanastro, escrito en Wattpad, y escribir otros dos títulos de lo que será una trilogía. Para Dani, que hoy tiene 18 años y estudia Comunicación Social, escribir en Wattpad y para la editorial son dos procesos muy distintos. Después de cada entrega del primer libro, ella podía contar con el apoyo y los comentarios de sus lectores, quienes le indicaban qué era lo que les gustaba de la historia, por dónde la podía llevar, y qué podía cambiar. En cambio, cuando escribió el segundo libro de corrido, “fue como escribirlo sola, pues no tenía los comentarios capítulo a capítulo de los lectores. Escribirlo fue más difícil: sentía que ya lo estaba alargando mucho y estaba perdiendo el hilo de la historia –dice Cubides–. Este segundo libro es mío, mientras que el primero es de ellos”, de sus lectores.

Mi hermanastro, escrito en Wattpad por Dani Cubides

Según Gardner, el principal reto de los jóvenes escritores va más allá de pasar de digital a impreso. Está en encontrar a sus lectores, en crear una audiencia. “Este es un mercado muy sobresaturado, hay millones de historias, y creo que encontrar a los lectores que van a comprar el libro –y que ellos puedan descubrir sus títulos– es un problema mucho más grande que el de la distribución o la piratería, o cualquier otra cosa que estén enfrentando”. Ahí es donde Wattpad se diferencia realmente de otros clubes digitales de lectura, redes sociales y plataformas de publicación: ayuda a los autores a conectarse con los lectores, a través de algoritmos y recomendaciones.

“Lo bonito de Wattpad es que, cuando empezó, muchos entraron buscando piratería y al ver la posibilidad de comentar y, más aún, de escribir y publicar, empezaron a convertirse en escritores –dice Pablo Arrieta, profesor del departamento de Comunicación Social de la Universidad Javeriana, quien viene siguiendo el desarrollo de la plataforma desde hace varios años–. Si estos jóvenes hubieran empezado a escribir en la soledad de su diario o de su casa, sin compartirlo, tal vez se habrían quedado en el intento. Pero al hacerlo público, como cuando uno entra a una discoteca a bailar, la presión social hace que uno se esfuerce por hacerlo y hacerlo bien. En Wattpad vas primero por los lectores, antes que por el contrato editorial. Lo que hace que el proceso de convertirse en escritor sea más orgánico”. Arrieta aclara que aún no se ha dicho la última palabra sobre Wattpad: “La aplicación plantea un juego que está en constante desarrollo. No conocemos aún el gran escritor que va a salir de ahí”. Ni las implicaciones a largo plazo para la industria editorial –aunque quizá ya se empiezan a vislumbrar–.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.