RevistaArcadia.com

Escribir una historia a 1.500 manos

Una experiencia de novela colectiva llevada a cabo en 2007 por la editorial británica Penguin se convirtió en un fracaso. Esta es la prueba de que la imaginación necesita de rigor y estructura.

2010/03/15

Por Alice Fordham

La creación colectiva es un concepto seductor. Si la imaginación de una sola persona es capaz de producir una obra de arte, ¿qué pueden hacer varios cerebros trabajando a la vez? En internet se encuentran varios fenómenos basados en el saber colectivo. El más célebre podría ser la enciclopedia en línea Wikipedia, cuyo contenido es creado y modificado por miles de internautas. No obstante, así las experiencias literarias abunden en internet, ninguna obra de ficción (en inglés) había sido escrita por un colectivo de navegantes antes de que algunos perspicaces editores de Penguin tuvieran la idea de juntar a varios especialistas en nuevos medios de la Universidad de Montfort, en Leicester.

Utilizando el método de Wikipedia, Penguin lanzó en febrero de 2007 una “wikinovela” titulada Un millón de pingüinos. Todo el mundo podía contribuir, todos podían modificarla pues se trataba de una experiencia de creación colectiva sin ninguna restricción. El proyecto se extendió por varias semanas y hoy se puede leer el resultado en el portal, www.amillionpenguins.com.

Jeremy Ettinghausen, responsable de las ediciones electrónicas de Penguin, fue el primero en darse cuenta del provecho del proyecto: “Parecía ser una buena idea porque hoy en día todo el mundo habla de nuevas comunidades en internet. Queríamos ver si era posible aplicar esa idea común de la tecnología y la escritura de una novela”. Pero Ettinghausen tuvo la sabiduría de no esperar mucho: “La calidad no depende de mí, depende de quienes escriben”, dijo. Además reconoce que casi nunca se ha sorprendido con algo leído en internet. John Sutherland, profesor benemérito de Literatura inglesa en la University College de Londres, es más escéptico: “La novela colectiva jamás funcionará”, dice recordando diversas experiencias fallidas antes de internet.

Independientemente de sus expectativas, los creadores del proyecto sí se llevaron una sorpresa por el resonancia que tuvo la wikinovela, en la que participaron cerca de 1.500 personas. El resultado es un “texto río” bastante surrealista que se despliega en múltiples direcciones. En un momento la historia se divide en “novela A” y “novela B”, y el portal propone vínculos hacia finales alternativos. Aparecen personajes e intrigas que pronto desaparecen en una masa de texto que por momentos resulta incomprensible.

Kate Pullinger, una novelista que dirige un taller de escritura y colabora en el proyecto, señala su carácter innovador: “Por primera vez me enfrenté a un proyecto de escritura colectiva abierta en el mundo entero”. Pero ¿el resultado vale algo? “Siento que el experimento no tiene ningún valor como libro. Sin querer ser esnob, no veo cómo la gente podría tener ganas de leer algo así”, dice Scott Pack, un ex empleado de la cadena de librerías Waterstone que dirige hoy la editorial en línea The Friday Project. Es difícil contradecirlo.

Las posibilidades infinitas de la red pueden dar mejores resultados, por ejemplo cuando los escritores proponen esbozos de textos para ver las reacciones de los expertos o los internautas. El investigador Charles Leadbeater, especialista en innovaciones, ha puesto en línea su más reciente libro, We think, y ha autorizado a sus lectores a agregar cosas o modificar otras. En el sitio www.youwriteon.com, los primeros capítulos de libros escritos por autores nuevos son calificados por los lectores. Un profesional de la escritura hace cada mes la crítica de los cinco mejores capítulos, y los dos mejores textos son publicados cada año.

En adelante, no hay texto que la gente no pueda comentar, modificar, reescribir a su manera o al que no puedan imaginarle una continuación. Esta creatividad desbordada puede a veces tener un tono extraño, pero no deja de ser algo saludable y estimulante.

The Times ©?

raducción: Juan David Correa

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.