Habladurías

2015/07/18

La Bogotá de Sady González


Fue como colarse a una reunión familiar. El primero de julio, los hijos y nietos de Sady González, el pionero de la reportería gráfica en Colombia, se reunieron en una de las salas de Cine Tonalá para el estreno en Bogotá del documental Sady González, una luz en la memoria. Entre ellos se encontraba Guillermo González, quien codirigió con Margarita Carrillo la película de 53 minutos, que se estrenó en el más reciente Festival de Cine Internacional de Cartagena. El documental cuenta la vida de González, desde su primera fotografía hasta la reconocida serie que tomó durante el Bogotazo y que incluye un retrato de los últimos minutos de Jorge Eliécer Gaitán. Pero el documental también es la historia de una familia, de su mujer y siete hijos, y del legado de su patriarca. Cuando los créditos empezaron a rodar, los descendientes de González rompieron en aplauso. Y una señora mayor, de unos noventa años, quien vivió la Bogotá que inmortalizó el fotógrafo, soltó en voz alta un suspiro entrecortado: “Dios mío, ¡qué nostalgia la que siento!”

*

Oda al chiste fácil

Una geisha sobreactuada cuya gracia radica en la exageración del acento oriental, un mafioso obsesionado con los felinos que sale con unos calzoncillos de estampado de leopardo, y una dominatrix tímida, son solo algunas de las fallas de Granujas, la obra del director Santiago Merchant, ganador del premio Fanny Mikey a comedia inédita en 2013, que se estrenó el jueves 25 de junio en el Teatro Nacional. Desde los nombres de los personajes hasta los diálogos, Granujas es una apología al chiste fácil. La pieza se centra en la historia del robo de un banco por parte de dos principiantes, quienes quedan atrapados en el edificio con un grupo de mafiosos que pretendían hacer lo mismo. Sin querer, los dos jóvenes terminan envueltos en una pelea entre tres mafias: la de Joe Pesci, la de Pappi De Prato, alias Mike Papi Riqui, y la de Ekaterina. Hay quienes han sugerido que la obra es un homenaje a Quentin Tarantino o Guy Ritchie. ¡Monumental equivocación!

*

Sanín, en el Museo Nacional

Fanny Sanín no logró contener las lágrimas durante la inauguración de En abstracto, la muestra del Museo Nacional que exhibe nueve obras que la artista le donó a la institución el año pasado. Su emoción provenía de regresar al sitio que de niña recorría como una espectadora más, como le dijo a un periodista, y donde realizó su primera exposición importante en 1962. Pero también provenía de la melancolía. “Imagínese si no voy a sentir nostalgia, en especial por los amigos recientes que murieron como Eduardo Ramírez Villamizar, Manuel Hernández y Édgar Negret”. Abierta hasta junio de 2016, la exposición constata la evolución artística de Sanín: desde obras más orgánicas y expresionistas hasta cuadros con formas perfectamente regulares, colores puros y el uso del acrílico, una técnica difícil de dominar, según la artista. Un justo homenaje a una de las principales exponentes del arte abstracto del país.

*

Sobre el cine queer

Unos luchadores mexicanos peleando sensualmente; una película de cyborgs, de gente que modifica sus cuerpos y mentes usando nuevas tecnologías, con énfasis en mujeres biológicas que consumen testosterona; cortometrajes donde se muestra esa extraña unión de minutos entre dos hombres en las épocas en que estaba todo prohibido. Eso y mucho más mostró uno de los ciclos de cine queer más curados del continente, y que reunió en junio en la Cinemateca Distrital a miles de personas alrededor de la cinematografía mexicana y de la conflictiva relación con lo gay.  Fue conmovedor el homenaje a la obra de Monika Treut, la directora lésbica que vino desde Estados Unidos. El público también asistió a la exhibición de las últimas películas de los mexicanos Roberto Fiesco y Julián Hernández. Mesas redondas, charlas de literatura rosa, un lanzamiento de libros de Colombia Diversa y mucho más para recordar que junio es rosa, por lo menos en Bogotá.

*

Elogio a la memoria

Dos salas de cine en el Centro Comercial Andino no fueron suficientes para recibir a los casi trescientos asistentes que esperaban asistir a la inauguración del documental Carta a una sombra, codirigido por Daniela Abad y Miguel Salazar, e inspirado en la novela de Héctor Abad Faciolince sobre el asesinato de su padre, Héctor Abad Gómez. Ante el furor del público, las puertas de una tercera sala fueron abiertas. El usualmente callado lobby de Cine Colombia en el Centro Andino, decorado con imágenes íntimas de Abad Gómez y su familia, se fue llenando lentamente de personajes de la política y la cultura colombianas, como Marta Lucía Ramírez, Juan Gabriel Vásquez y Dago García, que entre copas de vino y pasabocas, se acercaron a Abad Faciolince para felicitarlo. El documental, el verdadero protagonista de la noche, afectó a más de uno, pues varios de los espectadores salieron del teatro con los ojos vidriosos.

*

Secreto Bachué

Después de una búsqueda de más de cinco meses, Carla Sigismund, la italiana que fundó el anticuario Novecento hace más de veinte años, logró recuperar alrededor de 30 piezas de Miguel Sopó, un artista que había estado relegado al olvido. Su obra rescata los rasgos de los indígenas y negros con esculturas en hierro, piedra y caoba. Sus obras tienen una clara influencia del movimiento Bachué, de Rómulo Rozo, y de artistas como Pedro Nel Gómez y Hena Rodríguez. Sopó ganó el primer Salón de Artistas Colombianos en 1944 y el V Salón Nacional, con su piedra tallada Maternidad. También recibió el Premio de la Fundación John Simon Guggenheim en 1948 por su escultura Primitivo Minero. Sigismund espera suscitar interés por la obra de este artista y así rescatar parte del patrimonio colombiano.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com