RevistaArcadia.com
  • Nona Mateos.
  • Sueño con revólver.
  • Carlos Pizarro.

Habladurías

Los eventos del mes incluyeron la FILBo, dos festivales de cine y el lanzamiento de una nueva película.

2015/05/22

Criticar, criticar y criticar

El deporte favorito de los comentaristas culturales en Facebook –algunos muy reputados y encopetados–es el de criticar de oficio la Feria Internacional del Libro de Bogotá. Un periodista publicó, por ejemplo, una cantidad de imprecisiones en un medio digital para irse lanza en ristre contra el pabellón de Macondo, que él consideró una afrenta a la memoria del nobel Gabriel García Márquez. Uno se pregunta si la feria que acabó este pasado 4 de mayo fue tan nefasta como unos pocos piensan –más con el deseo colombiano de que al otro le vaya mal–. Lejos de alabar las cifras –que son solo eso, cifras–, esta revista sí celebra que cada vez la organización haya entendido que se trata de traer escritores internacionales de nivel –Hebe Uhart, Philippe Claudel, Rita Indiana–; y ofrecerle al público un pabellón con curaduría que, en este caso, le correspondió a Macondo. ¿Que le faltaba alma a Macondo? ¿Que había que hacer algo más profundo y reflexivo?¿Que la gallera solo sale en una novela? Ay, por favor, parece que vivimos en un mundo en donde seguimos considerando que las artes plásticas, el video o la dramaturgia no tienen nada que ver con la literatura. En donde siempre nos faltan cinco centavos pal peso: en donde no nos alcanza con lo que hay. Y claro, siempre habrá cosas que mejorar, como la página web, la señalización, el recinto mismo que se quedó pequeño. Pero si este es el evento cultural más grande que tiene Bogotá, uno termina por preguntarse: ¿No tendremos que cambiar nosotros? ¿No es hora de dejar el resentimiento y criticar con argumentos? ¿O es preferible que se acabe la feria, que se muera la industria, que podamos bailar, como decía el grupo de punk español Siniestro Total, “sobre tu tumba”?

In-Edit y Eurocine

Fue imposible para una persona asistir a las aperturas de los festivales de cine In-Edit y Eurocine, pues ambas se celebraron a la misma hora del 15 de abril, en Bogotá. En una noche fría y un tanto desangelada, los eventos se encargaron de mejorar el ambiente con una fiesta y un coctel, respectivamente. A cargo de Nick Banks, baterista de la banda inglesa Pulp, se realizó en Cine Tonalá la inauguración de In-Edit, un festival de documentales de música. El británico, además de dar un pequeño concierto, presentó el documental sobre su agrupación Pulp: A Film about Life, Death & Supermarkets (2014). Eurocine, por su lado, dio inicio a su programación en el auditorio del Gimnasio Moderno con la proyección de El guardián de las causas perdidas, un popular thriller policiaco que recrea el sórdido secuestro de una figura pública danesa.

Un estreno decepcionante

La rectora, primera película de Mateo Stivelberg, se estrenó en las salas el pasado 8 de mayo. Aunque algunos medios dijeron ese día que la calidad estaba garantizada por ser el director hijo del admirado David Stivel, el trasunto de la historia de Silvia Gette, la rectora argentina acusada de desfalcar y asesinar a miembros de su familia en la Universidad Autónoma del Caribe, la película resulta tan predecible como aburrida. Desde la primera escena, el espectador ya ha vivido una decepción dolorosa. Y de ahí en adelante, esta producción de Dynamo, realizada con el apoyo de Caracol, es una serie de eventos desafortunados que comienzan con  la elección de la actriz principal, la española Nona Mateos; un guion plano y lleno de trucos falsos; además de una dirección de arte pobre y sin imaginación. Ese mismo día, los medios quisieron conocer la reacción de Silvia Gette ante la versión “cinetelevisiva” de su vida: “No es como dicen ‘de bailarina a rectora’,  yo tuve que estudiar. Qué tiene de malo que uno estudie”, sostuvo Gette. Como dicen en la costa, “se pasaron de calidad”.

Teatro en el centro

Han sido varias las críticas que ha recibido Sueño con revólver, la más reciente apuesta teatral del espacio cultural Odeón, en Bogotá: que es demasiado corta, que el guion puede llegar a sonar artificial, que le hace falta profundidad. Pero hay algo refrescante, incluso saludable, en una obra de teatro que no se toma a sí misma tan en serio. Dirigida por Victoria Hernández y escrita por Lola Arias, y protagonizada por Angélica Blandón (Paraíso Travel) y el argentino Mauro Mauad, la pieza transcurre en una habitación oscura de un barrio popular, donde durante 50 minutos dos amantes recién conocidos hablan de sus vidas. Con un tono tragicómico, él se entera de que ella tiene 16 años y ella se entera de que él guarda una pistola…otro acierto más de un espacio cultural que continúa apostándole al teatro alternativo. En temporada hasta el 30 de mayo.

El documental de Pizarro

El pasado 24 de abril, en el Centro de Memoria Histórica de Bogotá, se estrenó Pizarro, un documental de Simón Hernández. Esa noche, la gente se conmovió con una película que cuenta la historia del comandante del M-19 Carlos Pizarro, desde la perspectiva y los recuerdos de su hija María José. Aunque la historia recibió el aplauso de los asistentes, y luego fue transmitida por Señal Colombia el domingo 26 de abril, para conmemorar los 25 años de su asesinato, después de su estreno los comentarios no han sido del todo favorables. La idea de recuperar la memoria de María José termina convertida en una especie de pastiche sentimental donde lo más rescatable son las imágenes de archivo. El documental pone el acento sobre la hija, pero no termina de comprometerse ni con su historia, ni con la de su padre. Los encuadres, las imágenes y los sets elegidos son más de ejercicio universitario que profesional. Una lástima que Pizarro, anunciado con bombos y platillos en los medios –incluida RevistaArcadia.com– no haya podido cumplir con mostrar los efectos de la guerra no solo en el país, sino en una familia, que pocas oportunidades tuvo de estar unida.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com