Entretelones

Entretelones, la obra que muestra el otro lado del teatro

Un escenario que gira dejando ver la trastienda de una obra, actores que se aman y odian detrás de escena, un director tirano y dipsomaniaco, todo esto forma parte de Entretelones, obra que estará en cartelera en el Teatro Nacional La Castellana hasta el 13 de junio.

2015/05/06

Por Marco Bonilla

Entretelones es una metaobra, una reflexión sobre el quehacer teatral. El verdadero protagonista es el teatro visto por dentro. Su objetivo es desnudar el proceso de creación escénica, descomponerlo y mostrar las piezas frente al público. Es una obra dentro de una obra. La historia gira en torno a una puesta en escena que se ve arruinada por las fuertes emociones y las relaciones que se van tejiendo entre los actores y el director del montaje. Es una reflexión sobre los diferentes factores emocionales que inciden en el resultado final de un montaje teatral.

Fue escrita en 1982 por el dramaturgo británico Michael Frayn (su título en inglés es Noises off) quien realiza de manera permanente cambios a su texto original. La obra se ha convertido en un clásico de la comedia contemporánea, gracias a su particular formato. La pieza se ha traducido a 28 idiomas y estrenado en 50 países. Se ha adaptado al cine dirigida por Peter Bogdanovich con Michael Caine, Christopher Reeve y Carol Burnett. Entretelones Ya había estado en los escenarios colombianos en 1987, bajo la dirección de Julio Luzardo. En esta ocasión, la dirección está a cargo de Pedro Salazar.  

Entretelones transcurre en una casa londinense llena de puertas –claves en la historia–, pero también se parece a una típica casa del barrio Palermo de Bogotá. Dividida en tres actos, Entretelones exige de los actores una coordinación precisa con la escenografía y apunta a divertir al espectador, mostrando las entrañas de una pieza de teatro.

El primer acto muestra los ensayos para poner en escena una obra de ficción cómica llamada “Sin nada encima”. Acá el protagonista es el director, un hombre alcohólico que produce temor en los actores y que se involucra sentimentalmente con una actriz y la asistente de dirección. En el segundo acto, el escenario gira y el espectador observa lo que ocurre en la trastienda de la obra. Acá las tensiones entre los actores cobran relevancia e influyen en la dinámica del montaje. Finalmente, en el tercer acto, el escenario vuelve a girar y nos encontramos en la puesta en escena final, donde el resultado es radicalmente diferente al que vimos en los ensayos. Cada actor hace entonces lo que le parece, es el caos, ya nada tiene que ver con lo que hemos visto en los dos primeros actos

Entretelones intenta resolver la vieja pregunta del huevo y la gallina en las artes: imita la vida al arte o el arte imita a la vida. También intenta responder una cuestión más fáctica: ¿Qué ocurre en el teatro cuando baja el telón? Desde luego, las respuestas quedan en el aire y compete al espectador dar su veredicto. 

Entretelones se presentará hasta el domingo 13 de junio en el Teatro Nacional La Castellana (Calle 95 n.° 47-15) en funciones de jueves a viernes a las 8:30 p.m. y sábados a las 5 y 8:30 pm. Domingos a las 6:00 p.m.  

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com