Damien Molony, Patrick Stewart, Owen Teale e Ian McKellen en 'No Man's Land'. Crédito: Johan Persson.

‘No Man’s Land’: la tragedia de la vejez

Patrick Stewart e Ian McKellen suelen trabajar juntos. Interpretan, por ejemplo, al Profesor X y a Magneto en la saga de 'X-Men'. Esta vez protagonizan la obra de Harold Pinter, una meditación sobre la memoria, el tiempo y la decrepitud, tan sombría como hilarante.

2017/07/24

Por Ana Gutiérrez

Tarde en la noche, o temprano en la mañana, dos hombre mayores llegan a tropezones a una enorme casa. Se acaban de conocer en un bar. Hirst, interpretado por Patrick Stewart, es un escritor devastado por la edad que ha invitado a Spooner, un parlanchín poeta fracasado interpretado por Ian McKellen, a su hogar para continuar la fiesta. Pero pronto se hace evidente que Hirst está cada vez más alejado de la realidad, que está sumido en un mundo entre memoria y fantasía. Spooner no solo debe afrontar la condición de su anfitrión, sino a sus intimidantes sirvientes Foster (Damien Molony) y Briggs (Owen Teale), secretario y mayordomo de Hirst, respectivamente.

La producción del National Theatre de Londres de la obra de Harold Pinter -Premio Nobel de Literatura y uno de los dramaturgos ingleses más importantes del siglo XXes, paradójicamente, tan cruda y lúgubre como cómica. Está ambientada en un cuarto austero y poco acogedor, rematado con sombras de amenazantes ramas de árboles que parecen encerrar a los protagonistas. La escenificación del director Sean Mathias representa el estancamiento de los personajes, que están inmovilizados por su vejez, por su cobardía, por incapaces y por el alcohol. Beben constantemente, abriendo todas las puertas del gabinete de licor en el centro del salón frío en el que exploran sus memorias, fantasías, mentiras y deseos. Es una “tierra de nadie. No se mueve, o cambia, o envejece. Permanece siempre, helada, silenciosa”, como sentencia Hirst en la primera escena, llena de personajes ambiguos, irreverentes, agresivos y asustados.

Patrick Stewart e Ian McKellen son grandes amigos en la vida real. Suelen trabajar juntos, interpretaron, por ejemplo, al Profesor X y a Magneto en la saga de X-Men. También actuaron juntos en Esperando a Godot, en la producción del Theatre Royal Haymarket del West End en 2009.

La obra está construida con contrastes: la vida y la muerte, la memoria y el olvido, la fantasía y la realidad cobran vida con las poderosas actuaciones de McKellen y Stewart. Los dos actores, colaboradores asiduos, hacen vibrar las tablas con las figuras enfrentadas pero conectadas de Hirst y Spooner. No se puede decir que son enemigos, pero tampoco amigos. Juegan alegremente el uno con el otro, para el deleite de la audiencia, dándole vida al rico guion de Pinter, que evade las respuestas fáciles.

En Colombia habrá dos funciones únicas  de la obra, el 27 y el 30 de julio, en 13 salas seleccionadas de Cine Colombia en Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Cartagena, Ibagué y Manizales. Para más información, haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.