Sinclair y Dan Stevens, conocido por Downton Abbey, en una escena del programa.

El arte de trabarse

Originalmente una popular serie en internet ya ahora en HBO, 'High Maintenance' presenta a Nueva York y a sus excéntricos personajes por medio de un dealer de marihuana que hace las veces de un terapeuta informal. Hablamos con sus creadores.

2016/09/14

Por Ana Gutiérrez

En Nueva York hay más de 8 millones de personas de todo tipo de orígenes, razas, clases sociales, ingresos económicos y edades. High Maintenance, que se estrena este 16 de septiembre en HBO Plus y HBO GO, une esas diversas redes sociales, barrios y subculturas a través un hombre sin nombre que recorre la ciudad vendiendo marihuana.

La serie, creada, escrita y dirigida por la pareja Katja Blichfeld y Ben Sinclair (quien interpreta al protagonista, conocido como El Tipo), explora y celebra a los excéntricos, extraños y entrañables habitantes de la ciudad que solo quieren un poco de marihuana, sea porque están estresados, tristes, celebrando, aburridos o simplemente porque sí. Todos los segmentos involucran, así sea de manera pasajera, a la marihuana, pero casi nunca es el centro de la historia. El corazón -y el humor- de la serie deriva de las vidas de los clientes de El Tipo, calmado pero inteligente, que más que su dealer es alguien en la que pueden confiar, una versión actualizada del arquetipo del barman atento que hace de terapeuta. La serie funciona como una antología: cada episodio es un vistazo de una vida, creada con cuidado y afecto, y que se conectan a las demás por medio El Tipo.

High Maintenance comenzó como una serie en Vimeo y encontró gran éxito entre el público y la crítica. Al principio, explica Blichfield, “escribíamos y hacíamos los episodios cuando nos daba la gana de hacerlo, no teníamos fecha de entrega ni nada, estábamos libres de escribir cuando teníamos inspiración y producirlo cuando teníamos un espacio en nuestros horarios”. Muchas veces los ayudaban sus amigos, prestando sus apartamentos para grabar o apareciendo en el programa. Participaron como actores Dan Stevens, conocido por Downton Abbey, y Yael Stone, de Orange is the New Black. Los subían a su cuenta de Vimeo, y variaba de medio minuto a media hora de duración.

La plataforma eventualmente los contrató para hacer seis episodios por los que cobrarían dos dólares. HBO se percató del éxito del programa y los contrató para una temporada completa: “Nuestro proceso ahora tiene más estructura, antes trabajábamos uno a la vez pero ahora escribimos todas las historias al tiempo. Fue interesante, trajo consigo retos y más trabajo pero también fue genial porque pudimos tomar un paso atrás y ver el panorama completo y tomar decisiones interesantes que no hubiéramos podido tomar”, añade Blichfield. “Es como si antes solo podíamos servir una taza y ahora, una comida completa” concluye Sinclair.

Los personajes son el motor de la serie y el elemento más importante para Blichfield y Sinclair, que quieren retratar fielmente a la ciudad que conocen, en especial a Brooklyn, el barrio que habitan. Sinclair suena serio cuando explica que “nos atraen las personas que nos atraen y tratamos de contar sus historias. No tenemos un gran plan maestro, solo seguimos nuestros instintos. A veces contratábamos a un actor y le empezábamos a preguntar sobre su vida y lo usábamos para influenciar la historia y rellenar el personaje. Nosotros partimos desde nuestra formación, y eso nos limita, entonces sí hacemos algo de investigación y usamos puntos de vista reales”.

Blichfield dice que la ciudad misma les ayuda: “Nueva York es tan increíblemente diversa que observando a la gente en el metro, sentánodse en el parque o saliendo a comer, es fácil interesarse y sentir curiosidad por lo que se ve”. También está presente la actualidad estadounidense, pero “solo en el trasfondo. Están las modas como los libros de colorear para adultos o un cartel de Trump en el patio de alguien. Sí nos gusta comentar sobre el ahora, pero de manera sutil”, aclara Sinclair.

La pareja escogió a un dealer como protagonista porque “es una manera muy buena de entrar a muchas vidas muy distintas” dice Blichfield, mientras Sinclair agrega con risa: “y porque conocemos bien el mundo de la marihuana. Además, creo que si nos centramos en un dealer de heroína, no habrían tantos chistes”. Con ese mismo humor, sutil pero claro, Sinclair escribe, junto a Blichfield, una carta de amor a Brooklyn y a sus peculiares habitantes. High Maintenance esboza a la perfección pequeños momentos de conexión humana en una enorme ciudad, con un entendimiento admirable de las realidades individuales de distintas personas y los ambientes que los rodean.

Es una serie que satisface profundamente a los espectadores, al igual que El Tipo satisface a sus clientes.

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación