RevistaArcadia.com

‘El hipnotizador’ llega a Colombia

La primera producción bilingüe de HBO Latino América se estrena el 23 de agosto. Protagonizada por el argentino Leonardo Sbaraglia, la serie está basada en el cómic de culto del mismo nombre. Entrevista con su creador, Pablo de Santis.

2015/08/21

¿Quién dio el primer paso para transformar la tira cómica en una serie de televisión?
Rodrigo Teixera tuvo la idea de hacer El Hipnotizador antes que saliera la historieta publicada en español, en Argentina. A mí me llamó muchísimo la atención porque había salido nada más que en Francia, pero en Argentina había salido solamente en la Revista Fierro, una revista tradicional de historietas de Argentina dirigida por Juan Sasturain, un escritor muy conocido. Él me reunió con el dibujante, José Valiente, que entonces era y nos puso a trabajar juntos. Así que probamos con unas historietas cortas y después nos lanzamos a hacer El Hipnotizador. Pero salían los capítulos cada tanto, cuando se me ocurría una idea, la escribía, se lo daba y era publicado. Así que los capítulos fueron publicados a lo largo de dos años y medio. A pesar de todo cuando lo veo en el libro me parece que tiene una unidad, pero fue escrito así como un poco suelto.

¿Y cómo fue la adaptación de la historia original de la serie?
La historieta es una historieta de pocas páginas que se lee en una hora. Entonces, digamos, había que darle complejidad a ese mundo. Había que llevar eso a otra dimensión y crear más personajes. Aunque se mantienen los personajes de la historieta, a la vez hay muchos otros personajes que nacieron específicamente para la serie. La historieta da apenas el esqueleto y después crea la atmósfera de ese mundo. De alguna manera, es como contar un sueño. A medida que lo cuenta uno le va agregando más cosas.

¿Usted cree que una historia puede adaptarse sin perder su esencia?
Sí, creo que una historia puede cambiar de género pero hay que respetar algunos cambios. El año pasado se estrenó en Argentina una película basada en una novela mía llamada El inventor de juegos. Como he trabajado en distintos ámbitos nunca me aferro al original, porque sé que cada género tiene su manera de manejar ciertos detalles. Entonces eso hace que necesariamente haya cambios estructurales en las historias. Pero creo que las dos cosas que sobreviven son la trama y los personajes. En el caso de El hipnotizador se respetó mucho. Toda la historieta está en la serie, pero hay muchos agregados porque había que poblar un poco ese mundo de situaciones y conflictos con más personajes.

¿De qué manera Arenas, el protagonista, surgió en su narrativa?

La historia de Arenas se me ocurrió a partir de una premisa muy simple: un hombre que podía hacer dormir a los demás, pero que no podía dormir. La historieta para mí es un género que trabaja con un esquema muy particular. Un personaje tiene una serie de aventuras que conforman una gran aventura, pero a la vez hay pequeñas aventuras que van siendo cerradas sobre sí mismas. Eso es algo muy común en la historieta y que a mí me interesaba mucho. Es más o menos el esquema que puede tener una miniserie, que tiene un principio y un final, pero que a la vez tiene historias que son como cuentos completamente cerrados, que empiezan y terminan en cada capítulo.



¿De dónde salió la inspiración para el tema del ocultismo?

Seguramente esa historia se me ocurrió porque cuando yo era muy joven trabajaba en una revista periodística, una revista de espectáculos, pero de muy bajo nivel, que se llamaba Radiolandia. Y había muchas notas sobre el mundo de lo oculto, de praxicólogos, astrólogos, todo este mundillo de gente con poderes paranormales. Por ejemplo, había un hombre que construía unas grandes pirámides para que la gente entrara en la pirámide y recibiera esas energías. Y bueno, personajes de esas características. Gente que podía mover cosas con la mente y todo ese tipo de cosas. Cuando empecé a escribir esta historieta recuperé un poco de ese mundo que había conocido a través del periodismo.

¿Cómo fue la experiencia de explorar la hipnosis?

Bueno, cuando era joven siempre me llamó la atención no el aspecto realista de la hipnosis, sino los aspectos fantásticos e imaginarios que me parecen realmente más interesantes. Siempre se habla de que hay que estudiar científicamente los fenómenos, pero creo que también hay algo muy atractivo en los aspectos imaginarios y no tanto lo que es en realidad sino lo que nosotros nos podemos imaginar.

¿Usted pensó que la historieta algún día sería convertida en una serie?

No, jamás cuando empezamos a hacer la historieta, jamás se nos ocurrió tal cosa. Nada en absoluto. Era una historieta muy humilde, pero que tenía sus lectores que estaban esperando el siguiente capítulo. 

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com