Better Call Saul (2015)

6 series que no se puede perder

Desde dramas familiares hasta comedias detectivescas, Arcadia recomienda seis producciones que no puede dejar de ver.

2015/05/12

Por RevistaArcadia

The Americans

Un matrimonio arreglado de espías soviéticos que posan como agentes de viaje a mediados de los ochenta en Estados Unidos es la premisa de The Americans. Estacionados en Washington en el pico de la Guerra Fría, asesinan y extorsionan de noche mientras que llevan a sus hijos al colegio y al centro comercial de día. Pero todo cambia cuando un agente del FBI se muda a la casa de enfrente. La pareja, interpretada por Keri Russell y Philip Jennings, empieza a cuestionar su doble vida justo cuando la tensión política entre los dos países está en su punto más alto. La serie, del canal FX, ha recibido el respaldo casi unánime de la crítica y fue creada por el ex agente de CIA Joe Weisberg, quien asegura que en fondo trata sobre un matrimonio y la cotidianidad. Solo que con artes marciales y envenenamientos. Hasta ahora lleva dos temporadas y se espera que la tercera empiece en enero de 2015. 

Hermanos y Detectives

La vida de Franco Montero (Rodrigo de la Serna), detective solitario y algo mediocre, cambia cuando, tras la muerte de su padre, un abogado lo hace responsable de un niño genio: su medio hermano desconocido. El agente acepta de mala gana pero Lorenzo, con un IQ de más de 200 – el de Einstein era de 160—, pronto demuestra ser útil para resolver crímenes. Así, en el primer episodio de Hermanos y Detectives, el chico resuelve casi sin esfuerzo el homicidio de un estudiante de literatura a manos de su profesor de literatura, quien lo mata para robarse su novela. Como consecuencia se forma un lazo de amistad y complicidad entre los dos hermanos. La serie, creada por Damián Szifron (Relatos Salvajes) y Patricio Vega, fue transmitida a finales de 2006 en Argentina. Consta de diez episodios, cada uno centrado en un crimen, y puede ser vista por Netflix y Youtube.


Lilyhammer

Lillehammer es el nombre de una pequeña ciudad noruega con la que Frank “The Fixer” Tagliano ha vivido obsesionado tras seguir por televisión los Juegos Olímpicos de invierno de 1994. Una década y media más tarde Tagliano se encuentra—en la primera temporada de la brillante primera serie original de Netflix—al borde de ser asesinado por cuenta de una sucesión dentro de la mafia neoyorquina. Lejos de querer un enfrentamiento brutal, Tagliano decide colaborar como soplón con la justicia, a cambio de ser trasladado en programa de protección de testigos, a Lillehammer, un lugar del que no sabe otra cosa que aquellas imágenes televisadas hace más de una década. El choque del capo con la provincia y pacífica vida de la ciudad es el motor de una serie con portentoso humor lleno de guiños y burlas a los lugares comunes. Lilyhammer es un lujo creado y protagonizado por Steven Van Zandt—guitarrista de Bruce Springsteen desde hace tres décadas—, quien además es productor y escritor.


The Affair

El encuentro es fortuito: el escritor y profesor de literatura Noah Solloway, padre de cuatro y casado, se encuentra durante unas vacaciones familiares con la mesera Alison Bailey en un típico diner estadounidense, en la isla de Montauk, Nueva York. Ella, quien recién perdió a su hijo de 4 años, ve cómo Solloway le salva la vida a una niña atragantada. Así, con el paso de los días, el encuentro se torna en un apasionado romance. Esa es la premisa de The Affair, la nueva serie de Showtime que el mes pasado ganó el Globo de Oro a la mejor serie dramática. Si bien el programa parece centrarse en un lugar común, sus creadores se encargaron de dinamizarlo a través de dos apuestas narrativas: los episodios están divididos entre la perspectiva de Solloway y la de Bailey y todo transcurre en el pasado, pues en el presente ambos están detenidos y son interrogados por un presunto asesinato.


Better Call Saul

Es una regla que las secuelas – y las precuelas—decepcionan. Sin embargo, hay excepciones: unas tan conocidas como las de El padrino y otras tan recientes como Better Call Saul, el nuevo programa de Sony que transcurre en el universo de Breaking Bad. El show, ambientado antes de la metamorfosis del profesor de química Walter White (Bryan Cranston), ha decepcionado a sus detractores. Por no ir muy lejos, unos críticos consideraron su debut superior al de Breaking Bad y tras ocho episodios la serie aún preserva una aprobación de 100% en la página web de cine Rotten Tomatoes. Better Call Saul explora la transformación del poco fiable abogado James “Jimmy” McGill (Bob Odenkirk) desde sus días como un jurista de poca monta hasta su consolidación como el representante legal de los criminales de Albuquerque, Nuevo México. Aunque todo parece indicar que Cranston no volverá a interpretar a White, sí dirigirá uno de los episodios.


Bloodline

Netflix lo hizo de nuevo. Luego de las intrigas políticas de House of Cards, el gigante de la televisión por internet regresa con una serie dedicada a un íntimo drama familiar: Bloodline. La historia que sigue a los Rayburn, una familia de los cayos de la Florida cuyos miembros reciben  de nuevo a regañadientes al hermano mayor, la oveja negra del clan. A lo largo de trece episodios (solo hay una temporada pero ya se confirmó la segunda) las aguas aparentemente  perfectas de la vida de los Rayburn se enturbian y todos los demonios de la vida familiar salen a flote. “No somos malas personas, pero hicimos una cosa mala” repite una y otra vez la serie. Y desde el primer capítulo es fácil saber qué hicieron. Ellos mismos lo saben, uno lo sabe, pero la serie deja que la mala sangre y los rencores se cocinen a fuego lento en el calor de los cayos. No se trata del qué sino del cómo y ese cómo no es más que una honestidad brutal, en formato TV, sobre la naturaleza humana porque los Rayburn (abusadores, cobardes, mártires, mentirosos, vengativos), al fin y al cabo, somos todos.    

Este contenido hace parte de la edición impresa. Para leerlo, debe iniciar sesión:

Revista Arcadia anuncia a sus lectores que nuestra versión impresa comenzará a pedirles que se registren en nuestra página web.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com