El olvido constante
Publicado: 17/05/2011

El olvido constante

Los enemigos de la memoria son diversos: naturales, humanos, imprevistos y organizados. No hay una lista terminada sobre lo que se ha perdido, solo nombres sueltos:

o El archivo arquidiocesano de Bogotá

o El archivo del Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada y de todos los estados provinciales del tiempo de la Primera República (1810-1816).

o El archivo del Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición en Cartagena de Indias.

o Los archivos judiciales de varios departamentos

o Los archivos de los nueve estados federales (1857-1886)

o Los archivos de las cámaras provinciales del siglo XIX

o Entre 1990 y 2001 fueron atacadas y destruidas sedes municipales y edificios de juzgados, policía, Caja Agraria y Caprecom en Tarazá, Pore, Gameza, Mitú, Cocorná, Chiscas, Arbeláez y Jamundí.

o Durante 2010, las lluvias causaron desbordamientos que arrastraron el archivo histórico de Honda en Tolima, y los cercanos al Canal del Dique como Santa Lucía y Suan.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.