La música y el cerebro
Publicado: 16/02/2012
Por Revistaarcadia.com

La música y el cerebro

La música tiene la capacidad de impactar todo el organismo: aumenta y disminuye los niveles de relajación y alarma, afecta la memoria, y estimula respuestas físicas y emocionales. Por esta razón, la relación de este arte con el cerebro ha llamado la atención de la ciencia, que ha desarrollado una ecuación para predecir qué canciones pop serán exitosas y ha creado la melodía más relajante de la historia.

Científicos de la Universidad de Bristol aseguran que desarrollaron un software que puede identificar qué canciones tienen el potencial para convertirse en hits. El programa analiza qué tan estruendosa, bailable y armónica es la música, y fue entrenado usando éxitos de los últimos 50 años. Según con los investigadores, el sistema puede predecir la posición que alcanzarán las canciones en las listas de éxitos con un 60% de precisión.

“La meta era encontrar un ecuación que pudiera diferenciar un posible éxito de una canción que se queda en los últimos puestos de las listas –aseguró Tijl De Bie, catedrático de Bristol–. Esto poco tiene que ver con la verdadera calidad de las composiciones, es decir, el programa no mide si una canción es buena o es mala, sino que señala cuál es más probable que se venda. Según el científico es un barómetro social, pues determina de qué manera reaccionará la sociedad ante un nuevo lanzamiento.

Aunque los científicos confían en su software, confiesan que hay casos en los que la ecuación no funciona, pues influyen elementos externos a la música como tal, como el mercadeo. Hay campañas promocionales que determinan el alcance de la música en los listados y que no tienen relación con melodías y armonías.

Relajación extrema

La marca Radox Spa patrocinó un estudio en el que un grupo de investigadores y músicos británicos –integrantes de la banda Marconi Union– crearon la canción más relajante de la historia. Se llama “Weightless” –“Sin peso” en español–  y funciona como relajante gracias al uso específico de ritmos, tonos, frecuencias e intervalos que le dan serenidad a quien la oye.

La canción sigue un ritmo continuo de 60 beats por minuto que hace que las ondas cerebrales y el ritmo cardiaco se sincronicen con la melodía. Adicionalmente, según los científicos,  los sonidos del bajo y el estilo armónico hacen que el oyente llegue a un estado mental profundo.

Después de componerla, se hicieron pruebas en las que se comprobó que la canción es más efectiva que la música de Enya, Mozart o Colplay. “Los estudios cerebrales han demostrado que la música trabaja en un nivel tan profundo que no solo estimulas las regiones responsables del sonido, sino aquellas responsables de las emociones”, afirmó  el especialista en estrés David Lewis a la revista ShortList.

La melodía ha resultado ser tan relajante que ahora se hacen advertencias para que no sea oída mientras las personas manejan. Aquí la dejamos para usted. ¿Está de acuerdo con los científicos?


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.