Horacio Castellanos Moya
Publicado: 26/02/2014
Por RevistaArcadia.com

Horacio Castellanos Moya

¿Cómo supe que lo mío era la escritura, que sería escritor?

Fue como un lamparazo, cuando descubrí que era sordo en términos musicales, que no tenía talento para componer música, que no podía convertir mis pensamientos y emociones en melodías, sino que me dedicaría a interpretar la música de otros. Yo tenía diecisiete años y estudiaba la guitarra de forma obsesiva y también escribía letras para canciones. Entonces, en ese momento, bajo el shock del descubrimiento de mi sordera musical, decidí vender la guitarra y con ese dinero me compré una vieja máquina de escribir marca Royal. Así comenzó todo. Me dediqué a escribir poemas compulsivamente durante dos años (quemé la mayoría de esos versos, por suerte, en una tina de metal antes de salir de El Salvador en 1979) y pronto, al descubrir que tampoco la poesía era lo mío, estuve enredado en el primer cuento, y luego en el siguiente. Y de ahí para acá.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.