Historia oculta
Publicado: 22/04/2014
Por Camilo Páez Jaramillo*

Historia oculta

Camilo Páez Jaramillo reseña 'La batalla de Bagdad' de Ricardo Vargas Posada

Con fuego inicia y con fuego termina la primera novela del paisa Ricardo Vargas Posada, La batalla de Bagdad, ciudad contra la que se han ensañado todos los ejércitos. La batalla que trae a la memoria se remonta al año de 1258 d.C., cuando Bagdad fue tomada por las tropas mongolas al mando de Hülegü Kan. Es notable el trabajo documental que exige una novela histórica como la de Ricardo Vargas, filósofo y especialista del Colegio de México en el mundo islámico. Residió en varios países árabes que le sirvieron de insumo para construir una atractiva historia concatenada en microrrelatos.

La destrucción de libros y documentos asociados a la memoria es una consecuencia de los conflictos. “Nadie conocerá jamás el contenido de los libros que fueron quemados”, nos recuerda Ricardo Vargas. Por ello, son pertinentes las discusiones que encontramos en la novela sobre la utilidad, o no, de los libros; y los beneficios o desventajas que puede traerle a los Estados deshacerse de ellos.

Para Occidente, la versión de la historia árabe aún es ajena. Libros como el de Ricardo Vargas permiten debatir la originalidad eurocéntrica de muchos avances científicos y filosóficos, o llamar la atención sobre lo que sucedió durante más de quinientos años bajo la dinastía Abasí.

La poca información que llega es filtrada: o por España, donde aún les cuesta reconocer su pasado árabe; o por Norteamérica, donde la persecución apenas comienza. Además, buena parte de los documentos se perdieron para siempre y lo poco que queda no es de interés en América Latina. Escasean las cátedras universitarias sobre el Medio Oriente y también los especialistas, el intercambio cultural es mínimo, y mientras las versiones sean traducidas por aquellos que se encargan de perseguir sus milenarias ciudades, el conocimiento seguirá vedado.

En un país donde la crítica resalta que solo nos miramos al ombligo, La batalla de Bagdad alza la vista y la pone lejos, donde pocos miran debido a la erudición que su trabajo conlleva. Por ello el libro de Ricardo Vargas aporta un aire discordante con el canon, un aire que huele a libros muy antiguos y a cielos estrellados donde se lee el futuro.

El 14 de abril de 2003 las tropas norteamericanas ocuparon nuevamente a Irak. Previamente, y a la usanza mongola, los invasores identificaron bienes de gran valor histórico y cultural. Sin embargo, por más escudos de colores que señalen los sitios protegidos, detrás de los marines llegaron los saqueadores. Durante el 2003 se vivió el más reciente capítulo en la larga historia de saqueos a Bagdad, pero extrapolándolo a nuestra región, ¿estamos en capacidad de dimensionar el costo patrimonial de la Primavera Árabe?

 

* Director de Colecciones de la Biblioteca Nacional.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.