La rubia de ojos negros
Publicado: 12/12/2014
Por Revista Arcadia

La rubia de ojos negros

Benjamin Black / Alfaguara

 

 

Al hablar de novela negra es imposible no mencionar a Raymond Chandler, quien tomó ese género literario, lo pulió y, con su personaje Philip Marlowe, le dio al mundo el prototipo clásico del detective. Ese sujeto pensativo, cínico, pesimista e irónico, que siempre habla sumergido en sus pensamientos mientras describe cada detalle de su entorno. En La rubia de ojos negros, Benjamin Black no solo rescata a Marlowe de las garras del matrimonio y una vida monótona donde quedó atrapado al final de la novela Playback, sino que también resucita el estilo característico de Chandler. En esta oportunidad, Marlowe se encuentra aburrido y con pocos casos policiacos hasta que Clare Cavendish entra en su despacho para pedirle que busque a Nico Peterson, su amante desaparecido hace meses. El insigne detective se sumerge en una complicada y peligrosa aventura llena de misterios, mafiosos, tráfico de droga y, por supuesto, un enamoramiento imposible.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.