Euforia, brincos y escenarios casi vacíos
Publicado: 15/03/2015
Por Juan Sebastian Barriga

Euforia, brincos y escenarios casi vacíos

Miles de personas asistieron al cierre del Festival Estéreo Picnic para bailar junto a Calvin Harris, La Mala Rodríguez y Systema Solar. Pero a pesar de la buena actitud de la gente y la calidad de las bandas, se volvieron a presentar músicos interesantes frente a un pequeño puñado de personas.

Durante el sábado se vieron pocos disfraces, balacas de flores y plumajes de indios apache. Predominaron los sombreros estilo hippie,las cachuchas verde fosforescente con el nombre de Calvin Harris y los selfie sticks. Las primeras personas que llegaron, curiosamente, no entraron directo a ver las bandas. Más bien empezaron a dar vueltas por el hippie market o aprovecharon para ir a comer. Mientras tanto Lion Reggae, Fatso y Federico Franco, algunas de las propuestas más interesantes del día,  abrieron la fiesta frente a no más de 20 personas.

Lentamente la gente se acercó a los escenarios. Sobre todo al principal, que se mantuvo llenó desde que salió Quique Neira, ex vocalista de la banda chilena Gondwana, y puso a bailar al público con su propuesta reggae. En los otros dos escenarios el panorama fue distinto.

La tarima más pequeña mantuvo un público nómada. Al estar ubicada entre los escenarios principales, frente ala zona de comidas y atrás del mercado era un punto de paso donde la mayoría de bandas fueron locales. La atmósfera era relajada, así lo expresó el bogotano Andrés Correa quien agradeció el ambiente de “parche” y se alegró del lindo paisaje que ofreció la fresca tarde. En este escenario los músicos que más jalaron público fueron el mexicano Caloncho y los colombianos Salt Cathedral quienes comenzaron tocando frente a cinco personas,pero con su mezcla entre el electro pop, trip hop y algo de dub step, pusieron a bailar a la gente.


Foto: La Mala Rodríguez

A las bandas que tocaron en la carpa no les fue muy bien en términos de audiencia. Este recinto estuvo casi vacío hasta que La Mala Rodríguez,vestida como colegiala y con mucha actitud llenó el espacio con su rap cargado de fuerza y carácter. Las seis bandas anteriores a su presentación no lograron llenar ni la mitad del recinto. Una lástima considerando la calidad de los grupos, entre ellos las bandas mexicanas Reyno, que con su rock alternativo sorprendió a los pocos que la vieron y Compass, donde participan Dj Toy Selectah (Control Machete) y Camilo Lara (Instituto Mexicano del Sonido)  quienes con su sonido fusión entre cumbia y música electrónica presentaron un show energético y animoso. La cuota nacional estuvo a cargo de Elsa y El mar, los bogotanos Ciegossordomudos y desde Medellín Crew Peligroso quienes no se desanimaron a pesar de la escasa audiencia.

Es difícil explicar por qué muchos se perdieron algunas de las propuestas más interesantes del festival. Tal vez debido a que un gran número personas prefería hacer la fila para subirse a las atracciones  como el canopy que recorría el parque o el laberinto de cuerdas. O quizá porque hubo quienes se quedaron en los stands tipo lodge construidos alrededor del recinto, tomando cerveza y escuchando la música que ponía el bar man en vez de ver las bandas en vivo.



Foto: Robi Draco Rosa

El único escenario que siempre tuvo gente fue el principal, probablemente porque muchos llegaron a reservar su puesto desde muy temprano para ver a Calvin Harris. El Dj escocés sobre una torre de pantallas puso a temblar el parque de la 222. Además de tocar todos sus éxitos, presentó unos juegos visuales mezclados con pirotecnia y humo que enloquecieron a sus fanáticos.Otra de las presentaciones sobresalientes fue la de Robi Draco Rosa quien algo pasado de peso y con una gran barba presentó un show fusión entre un un plugged y un concierto de rock pesado. También generó la polémica del día cuando se quejó de que el sonido de la tarima continua, lo estorbaba y perjudicaba el ambiente“intimo” que quería lograr. Por eso decidió no tocar una canción y se retiró faltado más de diez minutos para el final de su Intervención. Por su parte, Andrés Calamaro como siempre puso a cantar, bailar y llorar al público con todos sus clásicos y su carisma.

La última banda colombiana del festival fueron los caribeños Systema Solar que tocaron en la carpa frente a miles de personas. El escenario estaba tan lleno que la gente tenía que bailar afuera, lo que resultó gracioso pues el resultado era una mezcla entre el estilo fusión de este grupo con el house de Love Crew quien tocaba desde la otra tarima. Al final de la jornada la gente se fue con mucha frío y cansancio acumulado, pero feliz de haber disfrutado el cierre de Estéreo Picnic 2015.


Foto: Systema Solar



REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.