El caso Gette vs. "La rectora"
Publicado: 12/05/2015
Por RevistaArcadia

El caso Gette vs. "La rectora"

"La rectora", de Mateo Stievelberg, es el nombre de la película que desde su estreno ha sido relacionada con el caso de Silvia Gette, la presunta culpable de un millonario desfalco a la Universidad Autónoma del Caribe, en Barranquilla y quien hoy se encuentra detenida. Arcadia comparó el guion de la película con algunos de los hechos y acusaciones que ha sufrido la ex rectora.

Los hechos presentados entre comillas pertenecen a lo consignado en el seguimiento del caso realizado por la revista Semana:

1. “De bailarina exótica pasó a convertirse en una de las mujeres más poderosas de la costa al ejercer el cargo de rectora de una de las universidades más grandes del país, la Universidad Autónoma del Caribe –UAC”.

Si, en un dos por tres la película pone a viajar a Bárbara Gaos (Silvia Gette) de España a Colombia adonde llega a trabajar como bailarina en un club nocturno. Allí conocerá a Francisco Charry (el rector Ceballos) y su amor se consumará a toda velocidad.

2. “Medicina Legal, luego de 16 meses de estudios forenses, dictaminó que su esposo, Mario Ceballos Araújo, no falleció en 2003 por causas naturales sino envenenado. En los restos “había altos niveles de mercurio, sustancia que le habría sido suministrada de manera premeditada”.

En la película, Bárbara Gaos en efecto envenena a su esposo, después de intentar asesinarlo con un sicario. La trama dice que ella logra que ni su hija, ni su yerno, ni nadie del entorno del rector se dé cuenta del plan.

3. “Al morir Ceballos, quien era el rector de la universidad, fue reemplazado por su esposa, Silvia Gette Ponce”.

En realidad, la versión de la película cuenta que la bailarina Bárbara, quien además falsifica sus estudios de bachillerato español (en este caso es española y no argentina), es nombrada por su marido rectora en un arranque de bondad tras haber tenido un hijo con ella. Luego muere y ella se queda con todo el poder.

 

4. “La hija de Ceballos, María Paulina, y su esposo Fernando Cepeda, intentaron impedir que Gette asumiera la rectoría, pero perdieron el pulso. En agosto de 2004, la disputa llegó a su punto más crítico cuando Cepeda fue asesinado por sicarios”.

Es verdad. En la película, un novio jovencísimo de una Gaos (Gette) cuarentona asesina al esposo de su hijastra, frente a Medicina Legal cuando la pareja parece haberse dado cuenta de las tretas de su madrastra. 

5. “Silvia Gette no está presa por la muerte de Cepeda ni por la de su esposo, sino porque su abogado, Arcadio Martínez, intentó sobornar con 250 millones de pesos al paramilitar don Antonio para que cambiara el testimonio que había dado ante Justicia y Paz”.

En la película no hay tratos con paramilitares pero sí compra de testigos.

 

6. "De 2008 a 2012 Gette se autorizó a sí misma una serie de préstamos con dineros de la universidad por 2.400 millones de pesos. Esos auto préstamos tenían adicionalmente la particularidad de que, por orden de ella, no incluían ningún tipo de interés y serían cancelados en módicas sumas en un plazo de 66 años".

No hay referencia a estos hechos.

7. “Silvia Gette tiene 12 apartamentos y varios locales en centros comerciales, cuyo valor comercial hoy ronda los 10.000 millones de pesos. Con plata de la universidad la exótica exrectora compró para su uso personal dos apartamentos de 400 metros cuadrados cada uno en un lujoso edificio, uno arriba del otro, y los unió con una escalera de mármol que costó 400 millones de pesos”.

La película no es especialmente cuidadosa con mostrar los excesos de Gaos, su protagonista.

Lea también:

La película que Silvia Gette no quiere que se proyecte

Mateo Stivelberg no es Steven Spielberg

REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.