Guillermo del Toro: "Quería recuperar el romance gótico de la época dorada"
Publicado: 07/10/2015
Por EFE y RevistaArcadia.com

Guillermo del Toro: "Quería recuperar el romance gótico de la época dorada"

El director mexicano Guillermo del Toro estrena la próxima semana su nueva película, "La cumbre escarlata".

En una entrevista concedida a Efe, Del Toro comenta que "Rebecca" de Hitchcock, producida por David O. Selznick, o "Jane Eyre" de Robert Stevenson son ejemplos de "ese cine de romance gótico que hace casi cuarenta años que no se hace y la última vez que se trató en el cine fue como serie B". El director de "Hellboy" añade que de aquellas películas clásicas le atraía su "manera opulenta y lujosa" y ahora ha tratado de "recuperar ese mismo tono, pero actualizado en cuanto a sensualidad y violencia".

En el filme, una joven escritora estadounidense Edith Cushing (Mia Wasikowska) se enamora del apuesto inglés Thomas Sharp (Tom Hiddleston), que ha llegado a la ciudad en busca de financiación para futuros negocios. Cuando el padre de la joven muere en extrañas circunstancias, Thomas convence a Edith para que le acompañe a su lujosa y ruinosa mansión familiar, Allerdalle Hall, una enorme propiedad gótica escondida en los montes de Inglaterra.

El director mexicano reconoce que "La cumbre escarlata" constituye una suerte de 'trilogía' con "El espinazo del diablo" (2001) y "El laberinto del fauno" (2006) pues expresó: "Son las tres películas que más me gustan y tienen las tres una conexión temática y visual".

"La cumbre escarlata" tiene además "mucho de cuento de hadas" y, de hecho, se puede considerar como una adaptación de un cuento de Perrault, "Las esposas de Barba Azul". "El romance gótico tiene mucho de cuento de hadas", incide.

Las alusiones literarias son frecuentes en la película, como Jane Austen o Mary Shelley, que la joven Edith quiere emular, incluso Thomas pronuncia un monólogo de "Jane Eyre" de Charlotte Bronté.

"En definitiva, la película tiene una impronta literaria de los libros que yo leía de pequeño y de joven. Yo descubrí a Shelley y Austen al mismo tiempo, y el romance gótico se quedó en mi cabeza desde que vi a los cuatro años en el cine 'Wuthering Heights' (1939) acompañado por mi madre", recuerda.

Del Toro tenía muy presente cuando afrontó el proyecto películas del género de la casa encantada como "The Haunting" (1963) de Robert Wise, "The Innocents" (1961) de Jack Clayton; "The Exorcist" (1973) de William Friedkin, "The Omen" (1976) de Richard Donner, o "The Shining" (1980) de Stanley Kubrick.


Sin embargo, considera el mexicano que, "a diferencia del género de las casas encantadas, en el romance gótico la casa es una extensión de los personajes, mientras que en aquellas la casa tiene una voluntad y una calidad moral maligna".

Huye Guillermo del Toro del maniqueísmo en su última película, al igual que ya hiciera con "El espinazo del diablo" o "Hellboy 2": "Trato de fomentar la simpatía por los malos, pues son unos malos que cumplen una función dramática, no una calificación moral".

Inicialmente Guillermo del Toro iba a contar en los papeles protagonistas con Benedict Cumberbatch y Emma Stone, pero finalmente ambos se retiraron de la producción.

"Ya hace veinte años que trabajo en el cine y el cambio en el reparto es uno de los problemas más pequeños cuando haces esto, pero lo más bello es que siempre he tenido la certeza de que cuando haces un 'recasting' es para mejor", señala el cineasta, quien optó por rodar en Canadá por la experiencia que ha tenido con un equipo de su total confianza con el que ha rodado allí cinco películas.

Cuando la productora estadounidense Legendary pidió a Del Toro un guión, el director mexicano les envió dos, "La cumbre escarlata" y una adaptación cinematográfica de "En las montañas de la locura", de Lovecraft, una adaptación de "El conde de Montecristo".

"Estuvimos a punto de hacer la de Montecristo, pero optaron por 'La cumbre escarlata'; seguramente le tienen miedo a las películas del oeste, por el Llanero Solitario".


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.