Los 80 de Osuna
Publicado: 24/05/2016
Por Revistaarcadia.com

Los 80 de Osuna

El caricaturista colombiano empezó su carrera a los 22 años, con un dibujo de Rojas Pinilla. Desde entonces, ha dibujado al poder político colombiano, de Alberto Lleras Camargo a Juan Manuel Santos.

Este 2016, el caricaturista colombiano Héctor Osuna cumple 80 años, de los cuales ha dedicado casi la totalidad al oficio del dibujo. Nacido en Medellín, es hijo de Vicente Osuna Sarmiento, quien trabajó en imprentas y editoriales nacionales, y de la artista Tulia Gil Madrigal. Ellos quizá fueron quienes motivaron su interés por este arte, aunque en un principio creyó que su vocación era el sacerdocio. Su vida como caricaturista inició cuando tenía 22 años y publicó un dibujo del general Rojas Pinilla en el periódico El Siglo. Al poco tiempo ingresó en El Espectador, en el que hoy tiene su propia sección, Rasgos y Rasguños. Su primera aparición en el entonces periódico de Gabriel Cano fue con las ilustraciones del primer capítulo de la novela de Gabriel García Márquez, Cien años de soledad, el primero de mayo de 1966. Con el paso del tiempo Osuna reafirmó su estilo, caracterizado por una crítica perspicaz a las decisiones y personajes políticos nacionales, representados por medio de trazos que calcan sus fisonomías. Desde Alberto Lleras Camargo hasta Juan Manuel Santos, ningún presidente se ha escapado de sus trazos. Beatriz González, curadora de la exposición La caricatura en Colombia a partir de la Independencia, realizada en 2009-2010, escribió sobre el dibujante: “La aparición de Héctor Osuna en 1936 y su permanente presencia en la caricatura colombiana es un fenómeno. Como dibujante y polemista demuestra cómo la gráfica crítica puede abarcar toda la historia contemporánea del país”.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.