'Amor por sorpresa': dos suicidas enamorados
Publicado: 07/06/2016
Por RevistaArcadia.com

'Amor por sorpresa': dos suicidas enamorados

La segunda película del holandés ganador del Óscar Mike van Diem es una comedia romántica que incorpora la muerte como el princial obstáculo que deben resolver sus dos protagonistas enamorados. 'Amor por sorpresa' se estrena el 9 de junio.

El holandés Mike van Diem ganó el Óscar a mejor película extranjera en 1997 con su ópera prima Character. Desde entonces ha rechazado varias propuestas para trabajar en Hollywood, dedicándose a realizar comerciales para la televisión de los Países Bajos. Amor por sorpresa, una película filmada y producida en Holanda, marca su regreso al cine casi una década después.

Inspirada en De Surprise, un cuento del escritor holandés H.J Schönfeld, Van Diem resume la historia en una idea: solo al enfrentar la muerte se vive la vida al máximo. Así, todos deberían vivir como si fuera el último día en este mundo.

Jacob es un multimillonario que ha perdido la capacidad de emocionarse. La trágica muerte de su padre cuando apenas era un niño lo dejó instalado en el duelo. Hastiado de sus días sin sentido, Jacob quiere morir, pero no por su propia mano. Recurre a los servicios de una misteriosa agencia que funciona como una sofisticada casa fúnebre pero que, en realidad, se encarga de acabar con las vidas de aquellos que desean morir de forma sorpresiva, como si fuera un accidente, para que sus clientes no carguen con el estigma del suicidio.

Y es en esta agencia, mientras Jacob elige el ataúd para su futura muerte, cuando conoce a Ann. Una mujer que acaba de contratar los mismos servicios. Después de este primer encuentro, ambos comienzan a enamorarse, pero el trámite de la muerte ya está en marcha y revertirlo no será tan fácil.

Los protagonistas, Jeroen van Koningsbrugge y Georgina Verbaan, logran una dupla carismática que parece burlarse de aquella rigidez holandesa, moralista y carente de emocionalidad.

A diferencia de muchas películas de Hollywood, ambos actores convencen al público sin necesidad de recurrir a sus atributos físicos -ninguno es excesivamente bello-. Más bien parecen dos personas “reales” y esa cualidad hace que la historia de amor, aunque descabellada por momentos, sea creíble.

Una comedia romántica y macabra construida con ingenio, buenos momentos de humor y un par de giros que sostienen la historia de dos suicidas que se enamoran durante 102 minutos.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.