Sala de estar: 'Peep Show'
Publicado: 01/07/2016

Sala de estar: 'Peep Show'

Una excelente comedia de culto británica.

Asfixiante, cáustica, patética. Así se podría describir la vida de Mark (David Mitchell) y Jeremy (Robert Webb), los compañeros de apartamento que protagonizan la excelente comedia de culto británica Peep Show (2003-2015), ahora disponible en Netflix. Mientras que el primero es un neurótico y socialmente torpe gestor de préstamos, incapaz de hablare a la mayoría de las mujeres, el segundo es un “músico” desinhibido y desempleado, que pasa su tiempo drogado con su mejor amigo tratando de justificar su mediocridad. Al igual que Arrested Development, se trata de un programa que, a pesar de contar con el aval de la crítica, jamás despegó del todo con el público. Eso se debe, quizá, a que exige un importante grado de compromiso: gran parte de la serie consta de los monólogos internos de sus dos héroes y la cámara siempre hace las veces de los ojos de uno de los actores. Pero es justamente por eso, por la discrepancia entre lo que piensan y cómo actúan, por la enrarecida cercanía de la cámara, por el humor mordaz, que Peep Show puede considerarse un retrato maestro del hombre urbano contemporáneo.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.