'Ghostbusters' (2016): una llamada satisfactoria
Publicado: 15/07/2016
Por Ana Gutiérrez

'Ghostbusters' (2016): una llamada satisfactoria

El 'remake' de la película de 1984 es una adición divertida a la serie. El tan criticado elenco femenino entrega risas y personajes atractivos, a pesar de no ser particularmente innovador.

Una gran expectativa acompañó el estreno de la nueva Ghostbusters, que llegó al país el jueves 14 de julio. No solo por tratarse de un remake de la popular franquicia de los años ochenta, sino porque además contaba con un elenco principal enteramente femenino, una noticia que algunos recibieron con algo de escepticismo. La trama de la nueva película, aunque se apoya en los mitos de sus predecesores, logra sostenerse y entretener a la audiencia. 

Pues Ghostbusters es una divertida película de fin de semana que se ubica cómodamente entre el resto de las películas de la serie, con el mismo humor mordaz e irreverente, quizás porque la mayoría de las actrices ya se conocian de Saturday Night Live, al igual que los actores de la original. Tampoco es particularmente innovadora, el contenido es bastante similar a la primera, y está un poco demasiado consciente de ello.

Los chistes internos que recuerdan a la original empiezan a distraer, pero la película brilla cuando se apoya sobre los talentos cómicos de su elenco. Las cazafantasmas son interpretadas por Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon y Leslie Jones, todas actrices experimentadas, que saben cuál es el grado apropiado de ridiculez y de seriedad. McKinnon, en particular, sobresale por su manejo del personaje de Jillian Holtzmann, que en manos menos capaces sería irritante en vez de encantador. Wiig, por su parte, logra crear el personaje más completo de los cuatro. El villano también podría caer en cliché, pero el actor Neil Casey logra entretener incluso cuando está haciendo el conocido papel del nerd solitario, desadaptado e iracundo.

Paul Feig, el director, también se preocupó por mostrar las amistades entre los personajes, así permitiendo que la audiencia se preocupe por ellos. El esfuerzo no es del todo exitoso, pero es mucho más efectivo que presentar a cinco personalidades excéntricas (la quinta siendo  Chris Hemsworth, como Kevin el recepcionista).

La tecnología cazafantasma, tan icónica en la primera instalación de la franquicia, logra actualizarse de una manera interesante para una nueva generación, pero hay una flagrante omisión: en una película que menciona y juega hábilmente con Reddit, Youtube, las páginas web y sus secciones de comentarios, nadie parece tener un celular.

Ghostbusters no reta a su género, tampoco a la original, pero es una película divertida y chistosa, con un elenco sólido. Un buen plan para el fin de semana. 


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.