Un pequeño jardín para los pequeños lectores
Publicado: 03/08/2016
Por DANIELA VERNAZA CIVETTA

Un pequeño jardín para los pequeños lectores

La autora e ilustradora Emily Hughes presenta un libro que invita a los más niños a leer y que reivindica el valor de lo delicado y diminuto.

Después de ganar el Premi Llibreter 2015 del gremio de libreros de Cataluña al mejor libro ilustrado con una de sus primeras obas, Salvaje, Emily Hughes, ilustradora y autora hawaiana radicada en Inglaterra, retoma el tema de la naturaleza para replantear su relación con el humano en su segundo libro: El pequeño jardinero. La estrecha relación que la pequeña niña de Salvaje tiene con la naturaleza y los animales, quienes le enseñan a comer y cantar, sigue presente en esta segunda publicación, esta vez, no como quien hace parte de esta fuerza e ímpetu indomable, sino como una humilde voz que dialoga con su ambiente y trata de moldearlo.

Abrir la portada del libro sumerge al lector en el pequeño jardín que, para el aún más pequeño jardinero, es todo su universo. La gama de colores de las ilustraciones y la manera desordenada en la que la autora pone cada una de las plantas hacen que el lector sienta el ambiente caótico y sombrío en el que vive el personaje. En medio de este cosmos turbio vive el jardinero para quien, a pesar de la hostilidad de este jardín sucio, sus plantas lo son todo.

Las siguientes páginas muestran la devoción y el amor con la que esta pequeña fuerza trabaja arduo para transformar un ambiente que parece no responder a sus esfuerzos. La aparición de una flor, como único fruto del trabajo, es el elemento que, al final, le devuelve la fe al jardinero y termina por transformar el jardín que comparte con otros personajes. Las ilustraciones, además de enfatizar la pequeñez del jardinero, nos presenta a un personaje secundario, un amigo que, como cómplice, acompaña al personaje en su batalla. Además, pequeños detalles, como un retrato del jardinero y su amigo en un jardín radiante, tocan las ilustraciones de este mundo enredado con detalles de esperanza.

El relato, además de tratar la relación entre las fuerzas humanas y la naturaleza, toca temas como la gratitud, la devoción y la amistad. El texto simple y corto  complementa las ilustraciones que mantienen el hilo y tono de la historia y que llenan el relato de detalles y múltiples lecturas.

Un libro que invita a los más niños a leer y que reivindica  el valor de lo pequeño y delicado, una fuerza que para el jardín lo es todo.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2018 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.