Llega el Ciclo de Verano: cuatro óperas en salas colombianas
Publicado: 26/06/2018
Por Emilio Sanmiguel*

Llega el Ciclo de Verano: cuatro óperas en salas colombianas

Cuatro grandes favoritos del público, producidos en el MET de Nueva York, podrán verse en las salas de Cine Colombia. el programa, asequible para todo el mundo, estará en 11 ciudades del país.

La transmisión de las producciones de la Metropolitan Opera House de Nueva York en 20 salas de Cine Colombia está en el ADN de la cultura musical del país. Ver ópera en condiciones de alta tecnología la acerca al público, con sus puestas en escena colosales, sus grandes directores y las primeras estrellas del canto.

Disfrutarla así no es descabellado. Es más, lleva al espectador a sus orígenes, cuando era el espectáculo popular por excelencia. Verla en la pantalla, con algo de mecato en la mano, no debe escandalizar: los grabados del siglo XVIII ilustran teatros lujosos y atiborrados donde servían viandas y licores al público. ¿Cuál es la diferencia?

Cine Colombia anuncia su Ciclo de Verano. Veamos.

Giacomo Puccini, Madama Butterfly.

Puccini dijo que Madama era su personaje favorito. Cio-Cio San, la “sumisa” adolescente japonesa que se casa con Pinkerton, es dócil en apariencia. Se casa por decisión, reniega de su cultura y familia y, ante una realidad inmanejable, vuelve a sus raíces y se suicida. Ella domina el espectáculo que demanda una soprano del calibre de Kristine Opolais. Pinkerton es Roberto Alagna, que con Puccini es como pez en el agua. La producción de Anthony Minghella, con sus marionetas tradicionales japonesas, alcanza el virtuosismo. La dirección musical es de Karel Mark Chichon.

Le puede interesar: Dos nuevas apuestas en la ópera

Piotr Ilich Tchaikovsky, Eugenio Oneguin.

De las óperas de Tchaikovsky, esta es la favorita del público. Para ello se necesitan superestrellas: Renée Fleming, la gran diva del met, interpreta a Tatiana, que canta la escena de la carta, un tour de forcé de pura inspiración, y el barítono Dmitri Hvorostovsky, en el rol de Onegin. El director, Valery Gergiev, es de alto calibre e ideal para la música gloriosa de Tchaikovsky. Producción: Robert Carsen.

Giuseppe Verdi, El trovador.

Caruso dijo que para un buen trovatore “solo se necesita el mejor tenor, soprano, mezzosoprano y barítono del mundo”. Esta ópera apasionada gira alrededor de la venganza, y con este elenco cualquier gran teatro desearía presentarla: Anna Netrebko es Leonora, Dmitri Hvorostovsky, el Conde de Luna, y la gran Dolora Zajick, Azucena. De Manrico está a cargo el tenor Yonghoon Lee. En el podio está el italiano Marco Armiliato. La puesta en escena corre por cuenta del británico David McVicar.

Le puede interesar: Quiz: la ópera popular

Giacomo Puccini, Turandot.

Lo digo sin rodeos: no existe una mejor ni más bella producción de Turandot que esta, de Franco Zeffirelli. Nina Stemme, la soprano wagneriana, es Turandot, lo cual ya es una garantía. Calaf es el tenor Marco Berti, y Liú, la también soprano Anita Hartig. Y hay un protagonista más: el coro, el de la casa, es uno de los mejores del mundo. Con la dirección de Paolo Carignani, definitivamente resulta difícil pedir más.

*Crítico musical y columnista de ARCADIA


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.