Los mejores libros de poesía de 2018
Publicado: 27/11/2018
Por Juan de Frono*

Los mejores libros de poesía de 2018

Este artículo forma parte de la edición 158 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

2018 será un año difícil de olvidar en asuntos poéticos. Murió uno de los poetas más innovadores de la lengua española en la última mitad del siglo XX, el chileno Nicanor Parra –a propósito, Lumen lanzó en Colombia una completa recopilación de su obra, titulada El último apaga la luz–.También es necesario resaltar los merecidos reconocimientos que recibieron el venezolano Rafael Cadenas, con el Premio Hispanoamericano de Poesía Reina Sofía, y la uruguaya Ida Vitale, con el Premio Cervantes. Además, en Colombia se destaca el fortalecimiento de sellos internacionales que editan e imprimen a nivel local, como Visor, Lumen y Valparaíso Ediciones. Y el nacimiento de una nueva colección de poesía: Ámbar, de Angosta Editores. Como las listas son injustas y azarosas con los autores (espero que no lo sea con la poesía, la verdadera), no sobra delinear los criterios de la selección: un lanzamiento internacional, Anne Carson; dos clásicos de la poesía nacional con reconocimientos recientes, Darío Jaramillo Agudelo y Elkin Restrepo; un poeta joven, sobresaliente, Santiago Rodas; y un rescate editorial, Armando Carrillo.

Nox

Anne Carson

Vaso Roto

Esta poeta canadiense es hoy una de las creadoras más fascinantes. Sus libros son un manifiesto a favor de la libertad poética. En otras palabras, Carson recupera la naturaleza de la poesía, que no solo consiste de estrofas y versos. Si Nicanor Parra pidió que el género descendiera del Olimpo, Anne Carson va más allá: pide que la poesía se salga del poema, tal como lo conocemos. En sus libros anteriores, los poemas toman forma de libretos de ópera, ensayos, entrevistas, notas sueltas. En este caso –una elegía para su hermano Michael, fallecido en Copenhague en el año 2000–, el conjunto se presenta ante el lector como un acordeón. El poemario-objeto empieza con un poema en latín, el que Catulo le dedicó a su hermano muerto, que la poeta intenta definir en la parte izquierda, si el formato se despliega como un libro. En la derecha, Carson presenta fotos, postales, citas, sellos, dibujos, frases, fragmentos de conversaciones de la vida del hermano: un hombre errante desde su juventud, desconocido para ella, con quien conversó pocas veces por teléfono y al que trata de comprender póstumamente con la literatura, aunque confiese: “Un hermano nunca termina. Lo persigo. Él no termina”.

Pesimismo con desparpajo. Poesía completa

Armando Carrillo

Taller de Edición Rocca

Este poeta es casi un desconocido. No sé si es justo, pero sí necesario, comenzar diciendo que fue uno de los grandes amigos de Raúl Gómez Jattin, al punto de ayudarle a mecanografiar libros y sugerir correcciones. De hecho, en la misma colección que salió el deslumbrante primer libro del poeta de Cereté, Córdoba, Poemas, se editó el primero de Carrillo y el de Juan Manuel Ponce de León, amigo de ambos y artífice de que estas publicaciones se hicieran realidad. El título de ese primer libro de Carrillo, Pesimismo con desparpajo, se emplea para esta reunión de su obra, que incluye dos libros más y otros poemas nunca publicados. Como dice Juan Manuel Roca en el prólogo, este hombre, nacido en Cúcuta en 1948 y muerto en Bogotá en 2015, es de aquellos que no escriben libros, sino “que parece que sus libros los escribieran a ellos”. Todo porque fue un hombre tímido, discreto, imposible de adivinar en su poesía repleta de juego, difícil de definir, sin geografía concreta y que reta al lector con palabras nuevas y un ritmo vertiginoso. Quizá por esto sea una obra única para lectores que saben que la poesía puede comprenderse, pero que eso no es necesario para disfrutarla.

Antología

Elkin Restrepo

Editorial Eafit

Desde hace tres años, la Universidad Eafit y la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín entregan el Premio León de Greiff al Mérito Literario, un reconocimiento que destaca el conjunto de la obra de un escritor hispanoamericano. Este año el galardón fue por primera vez para un colombiano, el poeta paisa Elkin Restrepo, autor de nueve libros de poesía y siete de narraciones cortas. Además, fue fundador de la emblemática revista de poesía Acuarimántima (1973-1982) y es director desde hace más de veinte años de la Revista Universidad de Antioquia (1935), la primera publicación cultural del país. A raíz del premio, Eafit editó esta antología que incluye poemas de sus tres libros más recientes: Objetos figurados en un paisaje a solas (2009), Como en tierra salvaje, un vaso griego (2012) y El torso de Venus (2015). En la recopilación es posible disfrutar su voz clara e inteligente, que alcanza en sus últimos libros la difícil sencillez de la que habló Borges al final de su vida, como lo prueba el comienzo del poema “Ensoñación”: “No es la vejez tiempo propicio / para el amor, / para los arrebatos del amor. / Lo que un día fue, quedó atrás”.

Plantas de sombra

Santiago Rodas

Angosta Editores

En los versos finales de un poema de este libro se lee: “Las cámaras capturan / el sedimento del vacío”. De lo que se habla es de las cámaras de seguridad, pero son dos líneas justas para comprender la obra de Santiago Rodas. Él, como todo buen poeta, busca capturar lo que queda por fuera, más allá, por debajo de las cosas, del tiempo. En este libro, el tercero que publica, el poeta paisa de 28 años avanza en una propuesta en la que sobresalen los poemas narrativos, la mayoría inspirados por una escena cotidiana, doméstica, familiar. Algunas de las conexiones que se adivinan en ella son Helí Ramírez, la poesía norteamericana del siglo XX, Nicanor Parra, José Watanabe, Fabián Casas y Frank Báez, por mencionar algunos. Precisamente este último autor, admirador de Rodas, tituló uno de sus libros recientes Este es el futuro que estabas esperando, y podemos usarlo para decir que Santiago Rodas es uno de los futuros que algunos de los lectores de poesía colombiana estábamos esperando.  

Poesía selecta

Darío Jaramillo Agudelo

Lumen

Este poeta colombiano, premio Nacional de Poesía del ministerio de Cultura y premio Internacional de Poesía Federico García Lorca, dijo alguna vez que antologar a alguien es mejorarlo. Él mismo ha antologado con éxito. Muestra de ello son la Antología (Pre-Textos, 2014) de León de Greiff y la emblemática Antología de crónica latinoamericana actual (Alfaguara, 2012). En sus palabras, esta selección amplia y cronológica mejora su obra, le hace justicia, ya que su poesía ha sido ensombrecida muchas veces por sus archifamosos Poemas de amor (1986). Leer este libro es entonces algo revelador, porque permite reconocer el viaje solitario y sinuoso de un poeta, una extensa y variada bibliografía en que la música clásica, los retratos de otros, Bogotá, los gatos y el paso del tiempo son protagonistas. El resultado vale la pena: observar a un poeta completo que, desde su primer libro, ha tenido una voz sabia, transparente y con muchos registros, aunque el amor, por supuesto, haya sido siempe una preocupación fundamental.

Conozca toda la Lista ARCADIA 2018 haciendo clic aquí.

*Periodista. Autor de los poemarios El coro blanco (2015), La bicicleta invisible (y otros adioses) (2016) y Hoja de furias, próximo a publicarse. Curador de esta sección de reseñas


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.