Banksy irrumpe en la Bienal de Venecia para denunciar el turismo masivo
Publicado: 23/05/2019

Banksy irrumpe en la Bienal de Venecia para denunciar el turismo masivo

Inspirándose en el célebre paisajista veneciano del siglo XVIII, Canaletto, Banksy tituló su obra 'Venice in Oil' (Venecia en el aceite). Después de instalar sus cuadros, la policía lo expulsó del lugar.

Un niño emigrante que envía una señal de socorro, pinturas que denuncian los cruceros gigantes que atraviesan los canales venecianos. El enigmático artista británico Banksy se invitó a su manera y con su arte callejero a la Bienal de Arte de Venecia.

En un video publicado en su cuenta de Instagram, el irreverente artista que rechaza la comercialización del arte y cuya obra mezcla denuncia política, ironía y poesía, apareció sin mostrar su rostro en Venecia, pocos días después de la apertura el 11 de mayo de la Bienal Internacional de Arte.

Le puede interesar: "Ojalá vivas en tiempos interesantes": la Bienal de Arte de Venecia en 2019

Envuelto en un abrigo, la cabeza cubierta por un sombrero de ala ancha, el pintor callejero instaló sus caballetes y sus cuadros cerca al Gran Canal, suscitando la curiosidad de turistas y venecianos.

Poco a poco, el desconocido pintor fue colocando una serie de nueve lienzos que juntos forman la imagen de un enorme crucero que atraviesa Venecia y sus mayores monumentos.  Una clara denuncia de la continua llegada de cruceros a la ciudad y al depravador turismo de masas.

Ver esta publicación en Instagram

. Setting out my stall at the Venice Biennale. Despite being the largest and most prestigious art event in the world, for some reason I’ve never been invited.

Una publicación compartida por Banksy (@banksy) el

Inspirándose en el célebre paisajista veneciano nacido a finales del siglo XVII, Canaletto, Banksy tituló su obra Venice in Oil (Venecia en el aceite); es decir, navegando sobre el petróleo.

La policía, que ignoraba que estaba ante uno de los artistas más cotizados del mundo, lo obligó a marcharse por no tener permiso para instalar su puesto. El artista aprovechó también para lanzar una pulla a los organizadores de la Bienal de Arte de Venecia, dedicada este año irónicamente a "estos tiempos interesantes", llenos de incertidumbre, crisis y desórdenes.

"El evento artístico más grande y prestigioso del mundo nunca me han invitado por ningún motivo", comenta con ironía en su mensaje. El video ha sido visto en pocas horas por más de dos millones personas.

Además de su original performance, Banksy dejó un grafiti en un muro de un canal veneciano que representa a un niño migrante que agita humo rosado con el que se pide socorro en mar. 

Le puede interesar: Una nueva obra atribuida a Banksy aparece en Londres

Un hombre, que podría tratarse de Banksy, está sentado al lado del montaje de pinturas ‘Venice in oil‘ ???? https://t.co/LN4BVi6MOs

— EL MUNDO (@elmundoes) May 23, 2019

Como de costumbre, el artista no firmó su obra, pero para los internautas que conocen su trabajo, la identidad es casi cierta, sobre todo después de que cargó el video en Venecia en su blog.

Banksy causó sensación en octubre pasado cuando uno de sus cuadros comenzó a autodestruirse justo después de haber sido subastado por 1,4 millones de dólares (1,2 millones de euros).

El artista, cuyas obras siempre tienen un contenido político o social, ha tratado también la causa palestina y el movimiento de los "chalecos amarillos" en Francia.

Famoso por sus provocaciones, Banksy había lanzado el desorden al mundo del arte en octubre pasado mediante la autodestrucción pública de una de sus obras, justo después de su adquisición por 1.042 millones de libras (1.185 millones de libras). euros) en Sotheby‘s en Londres.

Le puede interesar: Dismaland: el Disney de Banksy


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.