El “Colombian Valley” de Duque
Publicado: 29/05/2019

El “Colombian Valley” de Duque

Las prioridades del presidente parecen trastocadas en un país en que líderes sociales y territoriales son amenazados a diario.

Este artículo forma parte de la edición 163 de ARCADIA. Haga clic aquí para leer todo el contenido de la revista.

“Colombia se va a convertir en el Silicon Valley de América Latina”, prometió con entusiasmo el presidente Iván Duque en el lanzamiento del programa C Emprende, un campus de emprendimiento que pretende incentivar la creación de startups en el país. Lo hizo días después de regresar a Colombia de su visita al distrito tecnológico de California a comienzos de mayo. Y sentenció: “Este será el país de los grandes unicornios de la tecnología”.

El ambicioso vaticinio del mandatario, tras sus reuniones con algunos de los pesos pesados de la industria como Amazon, Google y Microsoft, sigue en la línea de las promesas rectoras de su campaña sobre sus esfuerzos en la llamada economía naranja. Sin embargo, contrasta con las condiciones que su gobierno no ha podido garantizar para pavimentar el terreno hacia un sueño de innovación creativa y tecnológica de esas dimensiones: seguridad y garantías de paz en los territorios, infraestructura vial, acceso efectivo a educación y a tecnología.

Le puede interesar: La cultura primero: una crítica a la economía naranja

Las prioridades de Duque parecen trastocadas en un país en que líderes sociales y territoriales son amenazados a diario (matan a uno cada cuatro días), atravesado por una aguda crisis migratoria, en la que por jugadas políticas está en el limbo la implementación de los acuerdos de paz (en parte por decisiones y omisiones voluntarias del partido de gobierno). Como en su discurso, la aspiración del presidente de crear un Colombian Valley parece, como los unicornios, todavía un lejano sueño mitológico.

La primera de la fila

25 años de Rock al Parque

El cartel revelado para el aniversario de cuarto de siglo de Rock al Parque, que tendrá lugar del 29 de junio al 1 de julio, ha despertado el interés de muchos de quienes recientemente venían ignorando el festival. Falta conocer qué actos distritales y nacionales participarán pero, en el ámbito internacional, la curaduría se la jugó por grandes nombres: Fito Páez, el Tri, Babasónicos, Los Amigos Invisibles, entre otros, actores todos de las últimas décadas de la escena latinoamericana. Podría decirse que se trata de un cartel poco arriesgado, exceptuando la inclusión de Juanes, pero eso no invalidaría el gran esfuerzo que ha hecho la organización para armarlo. Y vale resaltar que, como en las ediciones anteriores, las sorpresas fantásticas hacen la gran diferencia. Ver a Gustavo Santaolalla (foto) seguro será especial, así como escuchar la propuesta de una artista con todas las letras como la dominicana Rita Indiana. Y qué decir de la inclusión de 31 Minutos, de Chile.


REVISTAARCADIA.COM COPYRIGHT©2019 PUBLICACIONES SEMANA S.A.
Todos las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de PUBLICACIONES SEMANA S.A. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquiera de los contenidos que aquí aparezca, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.