Voces críticas hacen temblar el monumento del naturalista Alexander von Humboldt. | Foto (Zuschnitt): © picture-alliance/dpa-Zentralbild/Heinz Krimmer Voces críticas hacen temblar el monumento del naturalista Alexander von Humboldt. | Foto (Zuschnitt): © picture-alliance/dpa-Zentralbild/Heinz Krimmer

Alexander von Humboldt, rasguños en el monumento

La glorificación del investigador Alexander von Humboldt se topa con críticas: en el aniversario número 250 del nacimiento de la celebridad científica, especialistas advierten sobre una valoración excesiva de su figura. Sin embargo, nadie duda de sus logros como investigador.

2019/06/12

Por Wolfgang Mulke*

Este contenido forma parte de nuestro especial de celebración de los 250 años del natalicio de Alexander von Humboldt en alianza con el proyecto temático “Humboldt y las Américas”, liderado por el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania y el Goethe-Institut.

Desde los techos de Ciudad Bolívar, en el corazón de Venezuela, uno puede pasear la mirada por el delta del río Orinoco y la selva: en la estación de lluvias la humedad ambiente es casi de 100 por ciento y por la noche la temperatura casi no baja de los 30 grados. Aquí pueden intuirse las dificultades que afrontó en febrero de 1800 el investigador Alexander von Humboldt cuando partió en una expedición a través del Orinoco desde Caracas hacia el Río Negro. Era la primera expedición del investigador berlinés. Este viaje de exploración, celebrado por muchos como el descubrimiento científico de Sudamérica, también significó el comienzo de una carrera que lo haría famoso en todo el mundo.
 
Esta primera superestrella de la ciencia ilustrada y uno de los últimos eruditos universales continúa despertando entusiasmo hasta el día de hoy. Su teoría de la influencia recíproca de los procesos en la naturaleza, sus diarios de viaje y su espíritu aventurero lo han convertido en leyenda. Hay universidades y escuelas que llevan su nombre, e incluso un mar de la Luna. El 6 de mayo Humboldt habría soplado doscientas cincuenta velas en su torta de cumpleaños. Como esto le hubiera llevado probablemente mucho tiempo, la fundación que lleva su nombre declaró todo el 2019 año de Humboldt. Numerosos eventos se dedicarán en 2019 a la obra de este prusiano, hijo de un oficial.

Le puede interesar: ¿Qué podemos aprender de las investigaciones de Humboldt en 2019?

Con el libro Alexander von Humboldt und die Erfindung der Natur (Alexander von Humboldt y la invención de la naturaleza), la escritora Andrea Wulf logró un bestseller. En este y en el segundo tomo, Die Abenteuer des Alexander von Humboldt (Las aventuras de Alexander von Humboldt), la autora le atribuye al investigador conocimientos innovadores. Por ejemplo, en el libro se dice que Humboldt "ya en 1800 predijo el cambio climático producido por los seres humanos". También el Presidente de la Alemania Frank-Walter Steinmeier afirmó en Ecuador durante la inauguración del año conmemorativo: “Humboldt fue unos de los principales mediadores de la naturaleza”.

“HUMBOLDT ESTÁ MUY SOBRESTIMADO”

Algunos científicos naturales consideran que estas apreciaciones son exageradas. “A pesar de toda la admiración, Humboldt está muy sobrestimado”, juzga, por ejemplo, Matthias Glaubrecht, director del Centro de Investigaciones en Ciencias Naturales de la Universidad de Hamburgo. Según la escritora Wulf, él “inventó la naturaleza” y predijo el cambio climático como consecuencia de la acción humana. “Humboldt tenía una concepción del mundo completamente diferente”, explica el zoólogo, “rechazaba la idea de una evolución”. No sin razón, en 1859, el año de su muerte (si no antes), su visión de la naturaleza fue reemplazada por la teoría de la evolución de Darwin. Y el conocimiento de que la deforestación influye en el clima, obtenido en el viaje expedicionario que hizo Humboldt en Venezuela, no puede ser entendido como una advertencia de un amenazador cambio climático.

Le puede interesar: Humboldt y la representación de la naturaleza, por Andrea Mejía


Pesca de anguilas eléctricas con caballos en el Orinoco. Con este experimento, Von Humboldt demostró que las anguilas también atacan a animales terrestres. Grabado de 1870. | Foto: © picture alliance/akg-images

¿ALIADO DEL COLONIALISMO?

También es controvertida la posición de Humboldt respecto a la esclavitud y el colonialismo. Así, la iniciativa No-Humboldt21! se opone a la proyectada inauguración del Humboldt-Forum en Berlín y, entre otras cosas, critica el nombre elegido. El museo, que será el más grande de los nuevos de Alemania y se instalará en el reconstruido Berliner Schloss, debe inaugurarse a finales de 2019 y significará, entre otras cosas, la unificación de las colecciones no europeas de diferentes museos. En una declaración, la mencionada iniciativa dice que la exploración del mundo por parte exploradores europeos fue una contribución esencial a la explotación de las diferentes regiones: “En consecuencia, el prusiano, verdadero descubridor de América, que llegó a robar cuerpos humanos enterrados y los envió a Europa, encarna el dominio colonial.” Según los activistas, Humboldt fue apoyado por la corona española en sus investigación, por ejemplo, con amplios permisos de viaje, y a cambio él se abstuvo de hacer una crítica política. A su vez, la corona española sacó provecho de la información que él dio sobre los lugares que visitó.
 
La especialista en Humboldt Andrea Wulf contradice esta opinión. Wulf sostiene que Humboldt rechazó la idea del colonialismo y de la esclavitud y apoyó la revolución en Venezuela: “Habló de la barbarie del hombre civilizado cuando vio el modo en que los colonizadores y misioneros trataban a los indígenas”. Humboldt criticó la injusta distribución de la tierra, las monoculturas, la violencia y las condiciones de trabajo que regían en las colonias.
 
También el historiador Frank Holl, de Múnich, rechaza con vehemencia los reproches de la iniciativa berlinesa y remite a los escritos de Humboldt. Por ejemplo, Humboldt afirmó que no habría felicidad duradera en América hasta que “la raza humillada por larga opresión aunque nunca reducida comparta todas las ventajas provenientes de los progresos de la civilización y del perfeccionamiento del orden social”. Para Holl esto es una “posición claramente anticolonial y republicana”, que “no está formulada para nada de modo cauteloso o reservado”.
 
A pesar de esta rectificación, el monumento de la celebridad científica ha recibido en su aniversario algunos rasguños. Lo cual sin embargo no cambia en nada la importancia de Alexander von Humboldt para la ciencias naturales.

Le puede interesar: El reverso oscuro de la ciencia ilustrada: ‘La naturaleza de las cosas: Humboldt, idas y venidas’

*Wolfgang Mulke trabaja en Berlín como corresponsal independiente para diferentes periódicos. Escribe sobre temáticas sociales, económicas y de políticas de consumo.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 163

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.