Daza es cantante y violista. Daza es cantante y violista.

Inolvidables: un top 5 de conciertos de 2017

Angélica Daza repasa un año especialmente fructífero a nivel musical en Bogotá.

2017/12/14

Por Angélica Daza*

Así fueron muchos de los momentos musicales del 2017: inolvidables. Algunos tuvieron lugar en el marco del año Colombia-Francia, intercambio cultural que se dio entre los dos países y que se llevó a cabo durante todo el año, o en el VI Festival Internacional de Música Sacra de Bogotá. O también en el seno de las celebraciones que se dieron en el marco de la conmemoración de los 50 años de la Orquesta Filarmónica de Bogotá, por nombrar algunos de los más importantes. Tantos eventos y celebraciones que engalanaron a la capital en diversos escenarios, me permiten decir que fue un año especialmente fructífero a nivel musical.

La programación de la Sala de Conciertos de la Biblioteca Luis Ángel Arango este año no fue ajena a estos eventos. De esta manera vi desfilar artistas franceses y algunos conciertos dedicados a la música sacra en medio de una programación como siempre caracterizada por la variedad. Entre ellos, algunos me impresionaron especialmente, y aunque nunca es fácil decidirse entre tantos, nombrare a los cinco que más se destacaron:

No. 5) Wuilmer López (sábado 19 de agosto, Sala de Conciertos de la BLAA)

Este joven arpista colombiano se presentó en el marco de la Serie de los Jóvenes Interpretes. Un programa que incluía no solo al arpa llanera sino también al arpa celta. La versatilidad de este intérprete iba más allá del hecho de ejecutar distintos tipos de arpas: el repertorio abordado fue sorprendente. Música llanera, latinoamericana e irlandesa, con una buena dosis de improvisación interpretada con virtuosismo. Definitivamente un auténtico talento con un admirable dominio del instrumento.

No. 4)  Jean Rondeau (viernes 3 de marzo, Sala de Conciertos de la BLAA)

En el marco del intercambio cultural con Francia, llegó este joven en quien contrastaba la juventud y la maestría. Disfruté especialmente de su delicada interpretación de  música barroca, que lograba poner a la luz contrastes y matices en un instrumento con limitadas capacidades para este efecto. En esto se reconoció la mano del maestro: la profundidad de su interpretación era en si el reflejo de su madurez musical, tal como puede ver en las clases magistrales. Allí se conoce mejor a los intérpretes y se puede disfrutar de su experiencia. Recordaré este concierto por el carácter que logro dar a cada fragmento musical.

No. 3) Santiago Cañón Valencia (domingo 13 de agosto, Sala de conciertos de la BLAA)

Este concierto tan esperado marco mi encuentro con uno de los mejores solistas de Colombia. Un joven prodigio con una reconocida carrera y un público fiel que no desaprovechó la oportunidad de disfrutar de la maestría de este interprete. Lo que más me impresionó de este concierto, aparte del virtuosismo, fue la emotiva capacidad de expresión que el solista ha adquirido a través de su reconocida experiencia. Esa capacidad de hablar a través de la música necesita de un dominio total de la técnica, algo que Cañón posee, además de una avanzada inteligencia musical. Lo que vi era exactamente lo que esperaba de un solista con su recorrido.

No. 2) Peter Donohoe (domingo 16 de julio, Sala de conciertos de la BLAA)

Su larga experiencia y brillante carrera como intérprete lo convirtieron a mis ojos en un auténtico ‘caballero inglés’. Fue un concierto extenso, con un programa denso que supo llevar a cabo con brillantez y sin demostrar cansancio por el contrario parecía cada vez más concentrado en la música tocando con intensidad hasta la última nota. Un concierto increíble con uno de los más grandes intérpretes actuales del piano. Fue un honor contar con su presencia entre nosotros.

No. 1) Ensamble Organum (domingo 21 de mayo, Sala de conciertos de la BLAA)

Sin duda, el concierto más inolvidable del año. El ensamble francés que dirige Marcel Pérès vino a Colombia y durante 45 minutos nos transportó a otra época y a otro ambiente. La música sacra de Guillaume de Machaut, puesta en escena con sobriedad y maestría, fue el hilo conductor del concierto en el que alternaban la música escrita y la improvisación. Musica antigua hecha con delicadeza, espiritualidad y dominio de las técnicas del renacimiento y de la edad media. El estilo vocal de este ensamble, muchas veces debatido por los puristas, demostró ser una propuesta muy interesante que capturo la atención del público bogotano.

Le puede interesar:  Top 5 de música aquí y ahora

*Angélica Daza Enciso es maestra en música con énfasis en música antigua. Tiene una maestría en Musicología de la Universidad de la Sorbona de París. Cantante y violista, ha realizado investigaciones sobre organología barroca y tiene un diploma como directora de canto gregoriano. Actualmente se desempeña como traductora y maestra. Asimismo, colabora en la biblioteca musical de la orquesta Filarmónica Joven de Colombia y con la Biblioteca Luis Ángel Arango dentro de las charlas preparatorias a los conciertos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 153

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.