"Es este contacto con las expresiones artísticas de la modernidad lo que lo convertiría en uno de los artistas más revolucionarios e influyentes del siglo XX". "Es este contacto con las expresiones artísticas de la modernidad lo que lo convertiría en uno de los artistas más revolucionarios e influyentes del siglo XX".

"Picasso siempre fue crítico de la academia": José Lebrero

A propósito del estreno del documental "El joven Picasso", ARCADIA conversó con José Lebrero, el director artístico del Museo Picasso en Málaga, sobre los primeros pasos de una de las figuras más reconocidas del arte mundial.

2019/04/10

Por Julián Santamaría

Con el quiebre a la tradición de la pintura occidental que representó Las señoritas de Avignon (1907) y hasta su muerte en 1973, Picasso sería un verdadero revolucionario de la pintura que se alzó como uno de los artistas más influyentes del siglo XX. Esto gracias a obras como Los tres músicos (1921), Mujer ante el espejo (1932), La mujer que llora (1937) y Guernica (1937), todas ellas piezas fundamentales para la historia del arte moderno. 

Pero para entender cómo un joven malagueño llegó a romper los esquemas de la representación pictórica del canon europeo y a pintar algunos de los cuadros más atrevidos y arriesgados del siglo pasado, es necesario remontarse a su "educación sentimental"; es decir, a sus primeros trazos en Málaga bajo la enseñanza de su padre, a su contacto con los desfavorecidos en las calles de Barcelona, a sus frecuentes visitas al Museo del Prado en busca de inspiración, hasta las amistades y amoríos, muchas veces trágicos, que vivió en París. 

José Lebrero, director artístico del Museo Picasso en Málaga y uno de los expertos que analizan la obra temprana del español en el documental El joven Picasso (2019), que se proyectará en Colombia el 26, 27 y 28 de abril, habló con ARCADIA sobre estos episodios de su vida y el camino que recorrió hasta pintar Las señoritas de Avignon (1907), una punto paradigmático de la historia del arte.

¿Hay algún elemento reconocible de su infancia en Málaga que se refleje a lo largo de su carrera?

El mar, los colores de la vegetación de Málaga que no difieren mucho de los colores de la vegetación del sur de Francia donde vivió en la última etapa de su vida. También cabe resaltar la influencia de los elementos iconográficos propios de los repertorios mitológicos grecolatinos clásicos. Y claro está, el deleite por las costumbres y los rituales populares característicos de los pueblos del sur de España.

Pablo Ruiz Picass nació en Málaga en 1881 | Puerto de Málaga a finales del siglo XIX. 

Sus primeros pasos en el arte se dieron bajo el tutelaje de su padre. ¿Qué dinámicas existían entre los dos? ¿Qué vio él en su hijo para que decidiera volcar sus esfuerzos en consolidar su carrera como artista?

No disponemos de información verificable y suficientemente acreditada sobre esta cuestión. Sabemos que el padre era pintor y era profesor artístico. De ello se puede suponer una dinámica, en los estadios de infancia, adolescencia y primera juventud, de maestro a alumno. Cabe resaltar que la figura paterna aparece a lo largo de la trayectoria de Picasso como una sombra o como una referencia de autoridad en algunas ocasiones.

¿Qué formatos y temas dominaban la pintura de la época?

En Málaga y La Coruña así como al principio en Barcelona escenas y retratos de la familia, temas religiosos, paisajes de corte naturalista, de personas en ambiente rural realizando tareas cotidianas, escenas de tauromaquia, de circo, los desheredados de la tierra que deambulaban por estas ciudades, parejas en situaciones amorosas, familiares o eróticas.

En 1895 empezó sus estudios formales en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona y dos años más tarde asistió a la Escuela de San Fernando, en Madrid. | Exposición de bellas artes en Madrid, 1908

¿Cuál era la posición de Picasso frente a la academia en ese periodo de su vida?

Más allá de aprender y tener una formación sólida en la tradición de la pintura, Picasso siempre fue crítico de la academia, tanto durante su paso por Madrid como en Barcelona.

Durante su paso por Madrid, visitaba con frecuencia el Museo del Prado, las pinturas del Greco le fueron de gran interés.| San Pedro y San Pablo por Doménikos Theotokópoulos "El Greco"

¿Qué representó Barcelona para el joven Picasso?

Bareclona fue algo así como el "puente de oro" que lo transportaría hacia el fascinante capítulo de la cultura europea que podemos denominar modernidad. Es este contacto con las expresiones artísticas de la modernidad lo que lo convertiría en uno de los artistas más revolucionarios e influyentes del siglo XX.

Con su llegada a Barcelona en 1895, Picasso entra en contacto directo con las nuevas corrientes artísticas que se gestaban en la ciudad y definirian el cáracter artístico del siglo XX | Fotografía: Jean Laurent (1816-1892)

De la misma manera, ¿qué representó París para él?

París sería el otro lado del "puente de oro". La capital grancesa fue el vasto escenario intelectual e hibridaciones disciplinares, de confirmaciones y, claro está, también de decepciones estéticas para el joven Picasso. Específicamente, fue el “laboratorio” para que dejara de ser Pablo Ruiz Picasso y se convirtiera en el “Yo Picasso”. Aquel lugar donde aprendió a decir "obras son amores" y dudar de las palabras.

En París vivió su conocido "Periodo Azul", época marcada por el suicidio de su amigo Carlos Casagemas. | Terraza parisina al principio del siglo XX

¿Qué lleva a Picasso abandonar su apellido paterno?

Es la madurez y apropiación de si mismo como artista moderno lo que le permite romper este vínculo con su padre, José Ruiz y Blasco.

¿Hay algún rasgo de esta etapa de su carrera que anticipará la figura que llegaría a ser algunas décadas después?

Desde entonces, ya se reconoce el inconformismo formal y la curiosidad de experimentar, así como el “canibalismo estético” y el desprecio al orden que se impone desde la academia artística.

¿Qué piezas evidencian su desarrollo hacia el punto de inflexión de su carrera: Les Demoiselles d’Avignon (1907)?

Es a partir de 1901, es decir aquellas pinturas que componen el "Periodo azul", así como las que hacen parte del "Periodo rosa", se puede decir que su obra empiza a perfilarse hacia lo que seis años más tarde sería Las señoritas de Avignon 1907. 

El documental dirigido por Phil Grabsky,  El joven Picasso (2019), recorre la vida de Picasso a lo largo de su paso por las ciudades que definieron su carrera artística temprana: Málaga, Barcelona y París. Desde sus primeras pinturas y dibujos a finales del siglo XIX, hasta que pinta Las señoritas de Avignon en 1907.

*Periodista

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 162

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.