Cortesía SDP. Cortesía SDP.

Radio Diversia: voces que se unieron en la web

A lo largo de ocho años, con transmisión de 24 horas, una estación de radio online ha logrado que quienes la escuchan se sientan en una red afectiva, acompañados en sus procesos, con la posibilidad de experimentar una comunidad.

2017/09/25

Por Luisa Fernanda Benavides Reina*

Como bien convirtió en anécdota Fito, director de Radio Diversia, el proyecto surgió en una charla de amigos unidos por la incomprensión de una discriminación que crecía y el fuerte deseo de aportar al cambio. Ese grupo de amigos pagó, entonces, un espacio comercial en una emisora online, y el éxito del programa mostró que ese podía ser un camino. Un año más tarde, en febrero de 2008, luego de varios sucesos de aquellos que se viven en las organizaciones sociales, la Fundación Radio Diversia empezó su transmisión con el apoyo de un grupo de voluntarios optimistas. Desde ese entonces, y a lo largo de ocho años, 80 personas han entregado su trabajo como voluntarias, con transmisión de 24 horas. Así han alcanzado establecer conexiones en todo el mundo y han logrado que quienes la escuchan se sientan en una red afectiva, acompañados en sus procesos, con la posibilidad de experimentar al menos a través de su equipo, de no sentirse enclaustrados y enclaustradas.

Si bien la Fundación también ha desarrollado otros proyectos, su principal apuesta ha sido la radio misma. Sin pretenderlo, esta se convirtió en la familia de
muchos y muchas que por allí transitaron –en un sentido tanto figurado como literal– y en la escuela de algunos de los que hoy trabajan como activistas, coordinan otras organizaciones o se vinculan a entidades del Estado para seguir apostando por la equidad.

Por razones principalmente económicas, la Radio dejó de transmitir hace dos años, dejó un espacio vacío y una deuda con los oyentes. Ellos, a su vez, dejaron de percibir la certeza del cambio y de recibir información pertinente y amena en la voz de personas que en el día a día compartían sus vivencias, sus luchas y la esperanza de poder ser.

A pesar de las acciones de la política pública y de las transformaciones sociales y políticas que hoy reconocen a las personas de los sectores LGBTI, la ausencia de proyectos como Radio Diversia son una deuda en una sociedad enferma que deja a nuestros jóvenes sentir el deseo de acabar con su vida ante
la soledad de ser “diferentes”, como mal los seguimos llamando.

*Miembro fundadora Fundación Radio Diversia.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.