RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Ser mujer y hacer música electrónica

Hablamos con algunas de las artistas que estarán el 16 de febrero en 'Mujeres Sonoras', un taller en el Exploratorio de Medellín dedicado a la música experimental y electrónica.

2018/02/15

Por Laura Ospina

Muchas mujeres experimentan con la música, desde clásica hasta electrónica, pero ¿cuántas tracks de artistas sonoras y DJs conoce? Aunque no hay una cifra exacta de cuántas mujeres están trabajando en la industria de la música experimental y electrónica en Colombia y Latinoamérica, sí existe un movimiento femenino que está explorando el sonido como materia artística. A partir de ese interés particular por la experimentación musical de las mujeres, personas como Ana María Romano, artista sonora y compositora; Juliana Cuervo del colectivo electrónico paisa llamado Nótt; Jorge Barco, curador del Museo de Arte Moderno de Medellín (MAMM); y Orieta Chrem, ingeniera de sonido, DJ y compositora de la banda peruana Menores, se juntan en la jornada Mujeres Sonoras, un conjunto de conversatorios, talleres y conciertos que se realizarán el 16 de febrero en el Exploratorio del Parque Explora de Medellín.

Todos ellos se reúnen en este evento para hacer un recorrido por el trabajo de varias precursoras de la música experimental y electrónica en Colombia y el mundo, y así evidenciar la presencia de las mujeres en esta industria. Con este esfuerzo buscan romper con los prejuicios que distancian a la figura femenina de la creación musical y tecnológica.

Las precursoras del sonido experimental

Hacer música experimental y electrónica en Latinoamérica ha supuesto un acto revolucionario para las mujeres. Históricamente han enfrentado una discriminación sistemática dirigida hacia las compositoras, artistas sonoras y productoras, además de una invisibilización de su trabajo en una industria dominada por actores masculinos. Ana María Romano manifiesta que pese a ello, el movimiento feminista, aunque lento, ha logrado reaccionar para que sea conocida y reconocida la creatividad de las mujeres en la música. 

Juliana Cuervo, que lleva 12 años en el mundo de la electrónica, afirma que la movida musical femenina en ese campo no encontró un verdadero impulso hasta los últimos tres años pero que, a pesar de que la problemática apenas está apareciendo en el ojo público, las mujeres siempre han estado presentes en la escena musical.

Le puede interesar:  La historia de los ‘beats‘ colombianos

Jorge Barco, curador artístico en el MAMM, comparte la visión de Romano y de Cuervo. “Artistas como Maggi Payne (Estados Unidos), Eliane Radigue (Francia) y Delia Derbyshire (Reino Unido) son parte importante de la historia de la música electrónica global pero no ha sido reconocido su trabajo. Eventos como Mujeres Sonoras funcionan como un llamado de atención para dirigir la mirada hacia esta historia que se está recuperando y reconstruyendo. En la música de estas mujeres reconozco valores muy bonitos: tranquilidad, meditación y espiritualidad se reflejan en sus sonidos. Estas y otras mujeres están enriqueciendo la música experimental”.

Uno de los ejemplos más importantes es el de Jacqueline Nova (Bélgica-Colombia). Ella hizo parte de ese grupo de grandes mujeres que lideraron la creación de los años 60 y 70. Su trabajo sigue impactando el movimiento musical de las mujeres en Colombia. "Nova le quitó el misterio al uso de la tecnología. Fue una artista interdisciplinar y con sus creaciones ensanchó las fronteras en la música experimental. Siempre dijo que era compositora y enfocó hacia los sonidos de orquesta, la voz humana y las melodías indígenas: pudo mezclar todos esos universos gracias a los medios electrónicos”, mencionan Romano y Barco, quienes trabajaron en El maravilloso mundo de las máquinas, una curaduría sobre Nova, su creación artística y su acercamiento a la tecnología, expuesta en el MAMM en el 2017. 

Le puede interesar: Los herederos del ruido

Artistas sonoras 2.0

El hecho de que las personas del común desconozcan parte del trabajo de las precursoras de la música electrónica y experimental ha sido, como todo el movimiento femenino, un despertar para la escena musical actual. Las mujeres que la componen decidieron documentar y difundir su historia, además de organizarse para que la huella femenina en la música electrónica sea más fuerte.

“Cuando nos juntamos el entorno era súper diferente. Nott lo componemos tres artistas: María Arango, Andrea Arias y yo, Juliana Cuervo. Cuando yo empecé no había un rol model de mujer a seguir en Medellín. Aunque a mí me apoyaron muchos hombres, me retiré un tiempo porque estaba cansada de que no hubieran espacios para mujeres o que solo abriéramos la noche. Luego, estuve dispuesta a poner sobre la mesa las cartas, y la idea surgió entre las tres. Nótt fue como un pellizco en la escena musical. Mucha gente no está de acuerdo con esto, creen que no es necesario, que no es un tema de género, y entiendo lo que ellos dicen, pero pienso en lo que a uno vive diariamente, el sexismo que pasa durante una presentación. Queremos dar énfasis en que no es quejarse, sino es hacer”, cuenta la DJ. A ella se le suman otras participantes de Mujeres Sonoras como Orieta Chrem, quien recalca la lucha de las mujeres en Perú por hacerse oír en una sociedad machista. Con eventos como el del viernes, van logrando el cometido.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 156

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.