El CICR quiere romper con los imaginarios de “pasividad” con los que frecuentemente son retratados en la discusión pública. El CICR quiere romper con los imaginarios de “pasividad” con los que frecuentemente son retratados en la discusión pública.

Una campaña para revertir el relato sobre la búsqueda de desaparecidos

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) quiere, a través de la estrategia “Detrás”, darle la vuelta las narrativas y lugares comunes que se tienen sobre las personas que buscan a familiares desaparecidos para arrojar otra luz sobre las monumentales batallas que luchan.

2019/07/10

Por RevistaArcadia.com

En Latinoamérica, la lucha que llevan día tras día llevan a cabo las personas que buscan a sus allegados que han víctimas de la desaparición se ve, con frecuencia, eclipsada por imágenes que denotan una espera constante. Sin embargo, la realidad es diferente. Son personas que en una búsqueda incesante, que durante años dedican esfuerzos emocionales y psicológicos titánicos para enfrentarse a una realidad llena de ausencias. Se sientan a esperar en salas durante horas y a lo largo de años, cavan la tierra una y otra vez donde creen que pueden estar sus seres queridos, tocan todas las puertas para investigar lo que sucedió, lideran proyectos de búsqueda y, en ocasiones, se enfrentan a amenazas por querer esclarecer los hechos.  

Por esta razón, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha decidido lanzar la campaña “Detrás”, un esfuerzo que busca para reconocer y sensibilizar sobre los verdaderos esfuerzos que están “detrás” de cada una de estas personas que tantas veces sujetan viejos retratos, que muchas veces son de varios años atrás, de sus seres queridos. Así, el CICR quiere romper con los imaginarios de “pasividad” con los que frecuentemente son retratados en la discusión pública.

“Esto es parte de una campaña que ataca el siguiente insight: se cree los familiares de desaparecidos solo esperan. Todos tenemos en la mente la imagen de una madre posando con la foto de su hijo en los medios. No sabemos todo el esfuerzo y la inmensa tarea que ellos hacen. Ignoramos los años de lucha: la pelea contra todos y todo”, comenta Joaquín Espagnol, director de la pieza audiovisual que acompaña a la campaña.

En América Latina, se registran cientos de miles de personas desaparecidas a causa de los conflictos armados del pasado y presente, las actuales situaciones de violencia armada, las constantes migraciones y desastres naturales. Se estima que Colombia al menos 83.000 personas han desaparecido, en Guatemala más de 45.000, en Perú más de 20.000 y en El Salvador más de 5.000.

Para la campaña, es importante reconocer que la desaparición forzada no es un asunto del pasado: hoy en día, hay personas que siguen desapareciendo en América Latina debido en diferentes circunstancias y en diversos contextos de violencia. Entre 2006 y 2019 más de 40.000 personas fueron reportadas desaparecidas en México y en Brasil se registraron más de 80.000 casos tan solo en 2017. 

En Colombia, el fenómeno aún afecta tanto al mundo rural como a las grandes ciudades. Ahora, con la extinta guerrilla de las FARC como interlocutores, bajo los marcos del Derecho Internacional Humanitario (DIH) y lo pactado en el acuerdo de La Habana, ha habido avances en el esclarecimiento de muchos casos de desaparición. Sin embargo, lo que el CICR ha registrado en los dos últimos años indica que la violencia en el país y el uso de la desaparición como mecanismo de intimidación y silenciamiento sigue siendo un componente que perpetúa ciclos de violencia. 

Está claro que no solo son víctimas quienes desaparecen. También lo son los familiares y allegados de quienes han sido dados por desaparecidos, quienes durante años han de cargar con un lastre que les deja un crimen que no les da descanso. Pero ellos no se mantienen a la espera y pasivos de que algo suceda. Por el contrario, se embarcan en proezas que a veces se topan con un mundo de corte kafkiano cuya frialdad e indiferencia deja de lado el aspecto humano de quienes sufren esta cara de la desaparición forzada. 

En esta línea, la campaña “Detrás” quiere sensibilizar al público sobre el esfuerzo monumental que hacen las familias en la búsqueda de sus familiares desaparecidos. Para hacerlo la propuesta consiste en revertir las expectativas al dejar que la foto del familiar desaparecido cuente la historia de su familia y no al revés. Todo esto con base en hechos reales, testimonios verídicos que, en palabras de Espagnol, “demuestran todo aquello que un familiar es capaz de hacer para recuperar a un desaparecido o por tan solo obtener alguna pista para saber qué pasó con su ser querido”.

Vea el vídeo a continuación: 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 164

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.