• El David, 1501-1504. Cortesía David Bickerstaff.
    El David, 1501-1504. Cortesía David Bickerstaff.
  • La sibila délfica. Realizado hacia 1784-1790, después de un modelo de la bóveda de la Capilla Sixtina, pintado por Miguel Ángel entre 1508 y 1512.
    La sibila délfica. Realizado hacia 1784-1790, después de un modelo de la bóveda de la Capilla Sixtina, pintado por Miguel Ángel entre 1508 y 1512.
  • La Capilla Sixtina, entre 1508-1512.  Vía Wikimedia Commons.
    La Capilla Sixtina, entre 1508-1512. Vía Wikimedia Commons.
  • La Piedad del Vaticano, hacia 1498 y 1499. Imagen vía Wikimedia Commons.
    La Piedad del Vaticano, hacia 1498 y 1499. Imagen vía Wikimedia Commons.
  • Estatua de Miguel Ángel realizada por Pietro Freccia. Cortesía David Bickerstaff.
    Estatua de Miguel Ángel realizada por Pietro Freccia. Cortesía David Bickerstaff.
  • Sansón y los filisteos, 1550. Escultura en bronce realizada después de un modelo de Miguel Ángel. Vía el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.
    Sansón y los filisteos, 1550. Escultura en bronce realizada después de un modelo de Miguel Ángel. Vía el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.
  • Bacante desnuda sobre una pantera, hacia 1506 y 1508. Crédito: Nathan Heeb, del Fitzwilliam Museum.
    Bacante desnuda sobre una pantera, hacia 1506 y 1508. Crédito: Nathan Heeb, del Fitzwilliam Museum.

| 2018/02/02

Miguel Ángel: amor y muerte

por Revistaarcadia

2018/02/02

Por Revistaarcadia

Escultor, pintor, arquitecto y poeta: Miguel Ángel Buonarroti fue uno de los artistas más importantes del Renacimiento. Él desarrolló su trabajo entre Florencia y Roma, y el virtuosismo de sus creaciones fascinó a las grandes mecenas y a varios papas. Durante sesenta años, la rigurosa labor y el talento de Miguel Ángel llenaron las capillas, los palacios y los jardines de la acaudalada familia Médici y de personajes como Lorenzo El Magnífico. 1500 años después, su obra continúa siendo admirada por críticos y amantes del arte alrededor del mundo.

Miguel Ángel disfrutó de una época de transformación y liberación del arte, por lo cual obras tan majestuosas como las que hizo para el techo de La Capilla Sixtina fueran posibles. Pero sus figuras y frescos también reflejaron la crisis que vivía en una Italia próxima a las guerras de la religión y al periodo de la Contrarreforma.

La estética de las antiguas ciudades italianas donde trabajó el artista, en conjunto con las Canteras de Carrera, la Capilla Médici y el Vaticano, se exploran de manera íntima en Miguel Ángel, amor y muerte, una ‘exhibición en pantalla’ que se estrena el viernes 2 de febrero. Estará en cartelera en funciones exclusivas hasta el domingo 4 de febrero.

Para más información, haga clic aquí.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.