“La materialidad es una desnudez primitiva de la tierra…”

Arte

'Agua salada organizada' de Delcy Morelos Foto: Arcadia
Grandes superficies de color, tejidos de algodón y yute, pinturas de colores traslucidos semejantes a fluidos corporales componen la última muestra de la artista cordobés Delcy Morelos en la Galería Alonso Garcés. “Agua salada organizada” es una exposición que plantea una relación metafórica entre el proceso de construcción de la obra pictórica y la formación de los tejidos que constituyen los órganos del cuerpo humano. Arcadia conversó con la artista.
Por: Daniela Cortés Medina01/12/2014 00:00:00

Agua salada organizada es una muestra que reúne el trabajo de Delcy Morelos entre el 2007 y el 2014.  El cuerpo humano y sus emociones han sido un tema central desde sus primeros trabajos, tomando distancia de la idea clásica de representar el cuerpo desde la perspectiva exterior del sujeto. La artista opta por entender el cuerpo como una sustancia propia de la biología y como el misterioso contenedor o recipiente donde se desarrolla la vida. Arcadia habló con la artista

¿En qué consiste la muestra Agua Salada Organizada?,

Siempre me ha inquietado la desconexión que nosotros tenemos con la tierra como parte de nuestra propia corporalidad.  Esto a mi parecer manifiesta la insensibilidad que tenemos con nosotros mismos y me hace sentir que en algún lugar hay una madre que llora por el olvido.

A través de esta obra se hace énfasis en la contemplación de una materialidad o corporalidad que se manifiesta en la naturaleza y es parte de nosotros mismos.

Que las lágrimas de nuestros ojos son ramificaciones del mar, así como nuestra sangre, son los ríos que transitan y alimentan la vida.

Y siento que esta visión o contemplación de la materialidad expuesta en una desnudez primitiva de la tierra, al mismo tiempo nos habla de lo invisible, es decir que nuestra tristeza e ira se manifiestan en un rio contaminado, o en las grandes extensiones de la tierra que se tornan en desiertos.

 

 ¿Qué temas se exploran en la muestra?

La relación del cuerpo y el paisaje. Los procesos corporales, las lágrimas, la mujer en sus ciclos de fertilidad. El llanto. El fluido seminal. El sentimiento humano plasmándose en una materialidad.

En cuanto al montaje, he tenido una investigación profunda a nivel plástico de la gravedad como un principio fundamental del movimiento de las aguas y de toda formación.

 ¿Cómo se presenta el cuerpo humano?

 A través del color y las texturas se intenta generar una organicidad en correspondencia con el brillo, los matices y la humedad de nuestros tejidos y órganos interiores, y al mismo tiempo como he dicho, una desnudez interna que nos conecta con lo más primitivo de la tierra que nos constituye.

 ¿Le interesa trabajar las enfermedades?

Si, concibiendo que toda enfermedad es una desconexión con el equilibrio, orden e integralidad de la naturaleza de la que hacemos parte y que se manifiesta en la ignorancia e insensibilidad que tenemos con nuestro propio cuerpo.

 ¿Cómo se trabaja el cubo en esta exposición?

Para mí el cubo representa al ser humano en su dimensión corporal.  

¿Cómo se trabajan las texturas y los materiales en las obras

 La base en la que pinto son tejidos con fibras naturales, algodón en algunos casos y en otros yute. Encima de esta base utilizo el acrílico muy aguado.

En la elaboración de la metáfora de los fluidos me interesa que estos dejen su impronta y su efecto sin que mi participación intervenga.

Intento que el material conserve su simpleza, y que sea sincero, expresando desde su propio atributo.

 

 ¿Cuál es la relación con el hierro en la instalación del Museo de la Universidad Nacional “No es un río, es la madre”?

La misma sustancia que hace que la tierra del paisaje sea roja es la misma que hace que tu sangre sea roja. Y esta sustancia es el hierro.

 ¿Tus obras monocromáticas podrían entenderse como un “paisaje contemporáneo”?

 Esa es la intención.

 ¿Con qué pigmentos trabajas?

 Trabajo con pigmentos artificiales en algunas piezas y en otras, trabajo directamente con la tierra misma.

 ¿Cómo abordas el tema de la violencia en estas obras?

 Lo abordo desde el origen, y siento que tiene una relación directa con lo que llamamos enfermedad, al no ser sensibles con lo que somos, con la tierra, con la naturaleza, al no comprender nuestras emociones y entender la conexión profunda que tenemos con el otro, surge la violencia que es un síntoma de nuestra ignorancia y desconexión, en la obra intento que se haga conciencia de nuestra organicidad vital.

 

 

LO MÁS VISTO