‘Loving’: Jeff Nichols inicia su carrera hacia los Oscars

Cine

Fotograma de 'Loving'. Foto: Loving Jeff Nichols
El director estadounidense estrenó en la competición oficial del festival un drama sobre la lucha contra el racismo, basado en el caso de Richard y Mildred Loving.
Por: Carlota Moseguí* Cannes17/05/2016 14:43:00

Después de presentar hace tres meses su thriller de ciencia ficción, Midnight Special, en el Festival de Berlín, Jeff Nichols estrenó un drama sobre la lucha contra el racismo en Cannes. Loving es un biopic de Richard y Mildred Loving, una pareja que a finales de los años cincuenta fue arrestada y condenada a prisión por casarse, puesto que en esa época la unión conyugal entre ciudadanos blancos y negros no estaba permitida legalmente en el estado de Virginia. El cineasta estadounidense ilustra la batalla judicial que llevaron a cabo los Loving para defender sus derechos ante la Corte Suprema de Estados Unidos. Asimismo, su inesperada victoria en el caso cambió el curso de la historia del país para siempre.

Nichols elabora otro acercamiento a las fobias e inquietudes de la población de la América rural en Loving. Si bien sus anteriores trabajos representaban la tensión social y la violencia latente en un clima de permanente panonia e intranquilidad, en esta ocasión el autor de Mud y Take Shelter pretende explicar el origen de dicho fenómeno. Un origen que se identifica con el pasado racista de su país.

Las lúcidas y delicadas actuaciones de Joel Edgerton y Ruth Negga son uno de los mayores encantos del film. Asimismo, el corazón de Loving se sitúa a las antípodas de la trama judicial. Éste late con mayor fuerza cuando la pareja de actores representan el acto de fe que llevaron a cabo los personajes reales en su día a día. Es decir, durante sus interminables cambios de domicilio, sus incómodas entrevistas con la prensa o el nacimiento de sus tres hijos (considerados ‘bastardos’ a los ojos de Dios, según sus vecinos).

Por otro lado, es interesante resaltar la decisión del autor de abandonar algunos de los pilares que han definido sus películas previas, en pos de un inesperado (y magistral) clasicismo. En este drama histórico de denuncia social no se halla ningún rastro de ese agudo y mítico tratamiento del suspense que engrandecía sus thrillers y películas de género. En este sentido, la sobriedad dramatúrgica de su cuarto largometraje puede conducir a Nichols hacia las puertas de la Academia. Loving se postula como una valiosa candidata para luchar en los próximos Premios Oscars.

LO MÁS VISTO