El tango en sus propias palabras

Crítica

El tango en sus propias palabras
Reseña del libro El tango en sus propias palabras de Jaime Andrés Monsalve Ícono, 2006 262 páginas
Por: revistaarcadia.com15/03/2010 00:00:00

Lugar común: el tango es un pensamiento triste que se baila. La frase tiene su encanto, dice algo, pero se volvió eso, una frase de cajón. Y eso lo sabe bien el periodista Jaime Andrés Monsalve, que presenta El tango en sus propias palabras. Monsalve, que además de escribir sobre música en diversos medios de comunicación nos acompaña en las tardes de los fines de semana con sus programas sobre flamenco y tango, sabe de sobra que así como el ritmo del dos por cuatro tiene cientos de esquinas ya conocidas, hay otras por las que pocos o muy pocos han andado. Por eso, fiel a la idea de los libros de la editorial Ícono, que desde hace un par de años nos regala bellas ediciones dedicadas a descomponer en abecedarios el universo de poetas, escritores o temas, el periodista ha sacado su colección para alumbrarnos con un A-Z imperdible.

Se trata, dice en el prólogo el propio Monsalve, de “una posibilidad de encontrar en las letras y los saberes del tango algo más allá de ese estereotipo de música exclusivamente doliente y trágica que, en lugar de dar viento a sus velas para navegar, lo mantiene en el patio de lo aventajado. Se habrá logrado el objetivo planeado con antelación si el lector adivina que, allende la ‘poesía cruel’ que citaba Discépolo en otro de sus tangos, el género también es ‘filosofía, dados, timba’”. ¿Como cuál?, se pregunta uno que no conoce tanto. Entonces abre el libro y se encuentra con frases dignas de Mario Moreno: “Impostura: Nunca quise imitar a nadie. El imitador lo único que consigue es darle más realce al original”, dice Alberto Castillo. ¿Qué es el tango? “Mejor no saberlo, sino escucharlo”, opinaba Cioran.

LO MÁS VISTO