La fusión y el corno alpino: Eliana Burki toca el jazz

Agenda

La música posa con un corno alpino. Foto cortesía Eliana Burki.
La música suiza tendrá un concierto el 2 de agosto en Bogotá, en el que combinará sonidos tradicionales con ritmos modernos. 'Arcadia', que es además el título de su más reciente álbum, habló con ella.
Por: Ana Gutiérrez01/08/2016 17:55:00

Eliana Burki nació en Suiza en 1983 y desde muy niña ha viajado con un instrumento antiguo de su patria, con el que toca un son muy moderno: el corno alpino. Incorpora el jazz, el funk y hasta ritmos folclóricos de los lugares donde ha tocado, entre ellos Estados Unidos, Chile, Ecuador,  y el Medio Oriente.

Su más reciente disco, Arcadia, el quinto que graba, salió en abril de este año. La música está de gira en Colombia, primero viajó a Medellín y ahora se presenta en Bogotá, el 2 de agosto, en el auditorio Luis Carlos Galán de la Universidad Javeriana a las 6:30 pm.

El primer concierto de su visita a Colombia fue el 30 de julio en Medellín...

Sí, me encantó. Es mi primera vez en Colombia, pero cuando uno viaja encuentra lugares donde uno llega y se siente inmediatamente en casa. Tiene un aire muy simpático, la gente sonríe, sentía que pertenecía. La gente se veía feliz, fue un buen comienzo para mi visita.

Su estilo es una fusión entre la música tocada con el corno alpino, también conocido como trompa de los Alpes, y ritmos como el jazz…

El sonido del corno es muy especial, antiguo, casi místico. Lo tocaban en las montañas de Suiza como forma de comunicarse. Es difícil de explicar, al oírlo entra profundamente al cuerpo porque tiene una enorme vibración. La gente nunca sabe qué esperar, se ve muy grande sobre el escenario. Con ese instrumento toco jazz y otros tipos de música, hasta pop. Es algo único. 

Empecé a tocarlo a los seis, lo oí cuando era muy pequeña y me marcó tanto el sonido que le dije a mi mamá "voy a tocar el corno" y me decía "ay, no, por qué no empiezas con el piano o algo más normal" pero yo siempre supe que quería el corno. Mi primer concierto con él fue a los 9 años. 

¿Cuándo lo mezcló con jazz?

Muy temprano, empecé a componer a los diez años. Crecí oyendo a Miles Davis y a Chet Baker y quería tocar como ellos, no veía por qué me limitaría el instrumento que tocaba. La música que toco es muy internacional, así sea en un instrumento de tradición suiza, he tratado de que sea así.

Su último álbum se llama Arcadia. ¿Por qué ese título?

Después de que salió el disco anterior a este, me puse a viajar, quería alejarme. Llegué primero a India, pero acabé visitando Sri Lanka. Tomé un barquito y terminé quedándome unas semanas en una pequeña isla, componiendo en mi cuaderno. La mayoría del álbum viene de ahí, inspirada por la naturaleza y lo lejos que estaba de la rutina, nada de celular o internet. Es el nombre de la isla, de mi isla, Arcadia. 

LO MÁS VISTO