Ganadores del III Premio Bienal de Artes Plásticas y Visuales Bogotá 2014

Arte

Mario Opazo, Soporte, 2014. Foto: Cortesía FUGA Foto: Arcadia
Mario Opazo y Nadia Granados, ganadores del II Premio Bienal de Artes Plásticas de la Fundación Gilberto Alzate
Por: revistaarcadia.com04/08/2014 00:00:00

Mario Opazo y Nadia Granados ganaron el III Premio Bienal de Artes Plásticas y Visuales. El jurado -conformado por Natalia Gutiérrez, Carolina Ponce de León y Víctor Manuel Rodríguez-, escogió por unanimidad los premios de adquisición, a las obras Soporte, intervención escultórica de Mario Opazo y Con el diablo adentro, un performance de Nadia Granados. Las obras entrarán a formar parte de la colección de arte de la FUGA.

El jurado destacó el uso de los espacios y su relación con la memoria. "Las obras hacen de la memoria un dispositivo político para sacar a la luz historias de la colonialidad y patriarcalidad de los relatos nacionales”.

El III Premio Bienal de Artes Plásticas y Visuales es organizado por la Fundación Gilberto Alzate Avendaño, que para esta edición convocó a artistas a presentar proyectos de sitio específico que involucraran la arquitectura o la memoria de la FUGA.




Mario Opazo, Soporte, 2014, intervención escultórica con madera rolliza, 12 x x 4.5 x 3.5 metros

Soporte es un proyecto en el que confluyen ideas sobre la como muestra física dinámica, en la que un contexto cultural se manifiesta. Una idea de arquitectura como señal física de la memoria, como acumulación de aquello que sobrevive al olvido. Soporte hace alusión a soportar el paso del tiempo, el cambio y el movimiento.





Nadia Granados, Con el diablo adentro, 2013-2014,  Videoinstalación y performance.

La obra de Granados es un golpe a la mandíbula: un culo que habla. Una imagen sugestiva que abre un abánico de posibilidades interpretativas. Traseros que reemplazan al rostro en bares y burdeles donde hombres pagan por ver una muestra de traseros. Cuerpos sin rostro. Carnes.

Granados apunta a la ausencia de rostro y sensibilidad femenida en la sociedad, donde hay una construcción muy fuerte sobre el cuerpo como objeto de deseo masculino.

LO MÁS VISTO