La cultura oficial del Ministerio

Especial MinCultura

Carlos Castillo Cardona
"Muchas veces el problema radica en que el espectáculo se confunde con la cultura y la realidad cultura colombiana es mucho más rica y dinámica y no está en los intersticios de la democracia y del gobierno". Carlos Castillo Cardona, sobre la tarea del Ministerio de Cultura.
Por: Carlos Castillo Cardona*06/08/2014 00:00:00

Mi primera declaración general es que no creo en la cultura oficial. La cultura no se ha hecho a través de apoyos gubernamentales, sino en contra de ellos.

Desde Gabriel García Márquez se temía la creación del Ministerio. En mi opinión, Colcultura ya era político y burocrático como instituto. La decisión de convertirlo en un Ministerio creaba la ilusión de una institucionalización que incrementaría los ingresos y que además tendría una política de Estado.

Con la carencia de una política cultural y un desconocimiento de lo que es la cultura, es imposible pensar que la dirección del Ministerio tomaría un rumbo distinto del capricho de sus funcionarios. La dirección de la cultura ha dependido del ministro de turno, usualmente nombrado por razones políticas y sus programas tienden a ser resultado de una visión individual en lugar de ser un enfoque global del conjunto de la sociedad.

Lo que creo que es importante es que haya una política cultural y un Ministerio que responda a ella. Esa política debe pertenecer al Estado colombiano y no a un gobierno. Muchas veces el problema radica en que el espectáculo se confunde con la cultura y la realidad cultura colombiana es mucho más rica y dinámica y no está en los intersticios de la democracia y del gobierno.


Carlos Castillo es escritor. Fue consejero presidencial para la política social durante el gobierno de Ernesto Samper, cuando se creó el MinCultura.

RELACIONADOS

LO MÁS VISTO