Un reclamo contra el uso de la tecnología

Libros

La carátula del libro.
'Papá está conectado', del ilustrador belga Philippe de Kemmeter, es una historia que resonará con los lectores más jóvenes.
Por: Daniela Vernaza Civetta19/09/2016 10:19:00

“¡Tengo un papá virtual!” exclama en un punto de la narración el personaje principal de Papá está conectado, una historia de pingüinos con la que muchos niños podrán identificarse. Publicado por primera vez en 2015 en Francia, el libro ha sido traducido a varios idiomas como inglés, español y alemán y fue publicado este año por primera vez en Colombia. La historia, creada por Philippe de Kemmeter, ilustrador belga cuyas obras han sido publicadas en revistas internacionales, cuenta, desde la voz de un niño, la vida de su padre, un pingüino adicto a la tecnología.

Narrada en primera persona, la historia comienza cuando el pequeño pingüino nos presenta a su padre y cómo sus rutinas, incluso familiares, están invadidas por tecnología que lo separa tanto de su hijo como de su esposa. A medida que el narrador cuenta la historia, se van entretejiendo otras dos voces que complementan la narración: las ilustraciones y los diálogos, similares a los del comic. Mientras que la voz en primera persona se limita a contar aquello que hace su papá, las ilustraciones muestran esas escenas en las que tanto la madre como el hijo están preocupados, tristes o desconcertados con la adicción de su padre. Esto continua hasta que un día no hay señal de internet y el papá pingüino, ciego con su adicción, se aventura por el polo norte tratando de encontrar una conexión. La resolución al conflicto se da cuando a su retorno, el papá le da un nuevo uso a su computador.

El tema central de la historia, la alienación y separación de la familia producida por la tecnología, es algo con lo que varios niños pueden identificarse. En el libro los lectores encuentran una base que les permita expresarse y ver, desde afuera, lo que ellos mismos viven. Ahora bien, el desarrollo de la historia si puede caer en lo superficial y plano. El fondo real, el verdadero conflicto, es el abandono, y se resuelve demasiado simplemente, mediante el uso de una estrategia narrativa vacía y atada al objeto que separa a la familia. Pero esta solución no va de la mano con la voz en primera persona que abiertamente presenta un punto de vista lleno de inquietudes y preocupaciones. Al final, parecería que el libro es más un reclamo abierto contra el uso excesivo de la tecnología. A pesar de que el argumento no explora el conflicto central, el tema es tan conocido que habrá varios niños y padres que lo disfrutarán.

LO MÁS VISTO