RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

¿Arte o beneficencia?

Organizaciones de apoyo a las familias de los soldados, programas contra las minas personales, corporaciones para recaudar fondos para víctimas del conflicto armado son solo algunas de las instituciones que han recurrido a los artistas para promocionar sus causas sociales. Pero, ¿puede llamarse arte a estos aportes bienintencionados de los artistas? Arcadia habló con los protagonistas de estas iniciativas para conocer su opinión a propósito del tema.

2010/03/15

Por Felipe Cala Buendía

A finales del año pasado, las cámaras de noticieros, periódicos y revistas captaron cómo el presidente Álvaro Uribe, con mano no tan firme, daba las últimas pinceladas a una pintura del maestro Fernando Botero. El hecho atrajo la atención de la opinión pública no solo por ser la primera vez que un presidente de la República firmaba, como compañero de fórmula, la obra de uno de los artistas contemporáneos más importantes, sino también por ser la primera vez que el maestro antioqueño pintaba al alimón y permitía que alguien más usara sus pinturas. En esta ocasión, el Presidente bautizó al personaje del cuadro como Misiá Felicidad y concluyó: “Atreverme yo a ponerle estas manos torpes a un cuadro del maestro Botero, esto sí da mérito para que me metan a la cárcel. Esto es una generosidad del maestro”.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.