RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Cali es Cali

¿Que del Cali de los años setenta no queda nada? A partir del próximo 20 de noviembre hasta finales de enero del próximo año, la ciudad será sede del Salón Nacional de Artistas. Una exposición que promete cambiar el panorama cultural de la capital del Valle del Cauca.

2010/06/30

Por María Alejandra Pautassi

Andrés Caicedo y Óscar Muñoz coincidieron por primera vez en el coliseo del Colegio Santa Librada de Cali. Era 1965 y ambos debutaban en un Festival Estudiantil de Artes, el primero representando un monólogo político, La piel de otro héroe, parodia de Alberto Lleras Camargo, el otro con una serie de dibujos hechos por un aficionado. Años después, siendo ya amigos se convertirían en los símbolos de una época. La época del Museo de Arte Moderno La Tertulia (cuyo modelo —todavía se oye decir en la ciudad— fue el mismo que años después Marta Traba usó en el mambo); la época de las Bienales de Artes Gráficas, la de los Festivales de Vanguardia de los Nadaístas, de lecturas en el sótano de la Librería Nacional en el Parque Caicedo; la época del cine caleño, de Luis Ospina cuando llegó de estudiar en Los Ángeles, de Enrique Buenaventura y su escuela de teatro, de la generación de artistas de la galería de arte Ciudad Solar. De esa época, si embargo, hoy no queda sino el recuerdo. Los años 80 y el arrasador fenómeno del narcotráfico no solo cambiaron la arquitectura de la ciudad, la forma de hacer y comprar arte, sino los protagonistas. El espectáculo y el dinero fácil monopolizaron la ciudad.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.