'Crucifixión nuclear', de Carlos Correa, es una de las pinturas de la colección del MAC que se exhibirá en la muestra 'Cuerpos políticos'. 'Crucifixión nuclear', de Carlos Correa, es una de las pinturas de la colección del MAC que se exhibirá en la muestra 'Cuerpos políticos'.

‘Cuerpos políticos’, una exposición para leer el cuerpo como testimonio vivo de la violencia

La primera exposición del año en el Museo de Arte Contemporáneo (MAC) explora, en palabras de su curador Gustavo Ortiz, “la fuente primaria donde podemos leer la tragedia de lo que ha sido el libreto macabro de la violencia".

2019/03/15

Por RevistaArcadia.com

Ya está abierta la primera exposición del año del Museo de Arte Contemporáneo (MAC) en Bogotá: Cuerpos políticos. A través de una curaduría de su colección permanente, la muestra es un recorrido exploratorio a través de los diferentes tipos de violencia “que se ensañan con cuerpos inocentes”, para pensar los límites entre cuerpo y territorio, las maneras como se ha dado la apropiación del cuerpo violentado y las representaciones de la agresión en la historia de Colombia.

El objetivo de esta curaduría es evidenciar los modos como los artistas han mirado los tipos de violencia que ha vivido el país desde hace cincuenta años: la violencia subversiva, la gubernamental, la militar, la del narcotráfico y la intrafamiliar. Como afirman sus curadores, Gustavo Ortiz y Juan David Quintero, a través de las obras se da cuenta de “cómo el cuerpo se convierte en testimonio vivo de abuso, pero también de resistencia y lucha por superar el maltrato, resurgiendo para ser testimonio de no repetición”.

Le puede interesar: "Cartografía social”: dibujos para sanar el conflicto

Agresión a Vietnam (1970). Diego Arango y Nirma Zárate. Fotoserigrafía, 100 x 70 cm.

Población civil (2005), Miguel Moyano. Grafito sobre papel, 70 x 100 cm.

El acervo de obras de la colección que estarán exhibidas en Cuerpos políticos cubre década por década, desde los años sesenta hasta hoy, la forma como se ha dado esa tensión entre cuerpo y violencia en Colombia: desde Beatriz González, Antonio Marti, Carlos Correa, Leopoldo Ritcher, Antonio Caro y Umberto Gianagrandi, pasando por Lorenzo Jaramillo, Emel Meneses  y Joseph Kaplan, hasta llegar a las obras de Franklin Aguirre, Leo Carreño, Adrián Ibáñez, Juan Alonso, Guache, Juliana Uribe, Luis Felipe Bonilla, Omar Castañeda, Samir Elneser y Juha Arvid Helminen, la exposición pretende volver sobre la premisa de que la existencia y las acciones de todo ser humano tienen un carácter político.

Retrato de un guerrero (1972). Pedro Alcántara. Litografía, 65 x 47 cm.

En últimas, el eje central de la muestra es pensar el cuerpo humano en relación consigo mismo, con la sociedad, con las instituciones, la economía y sus interacciones. “Cada arruga, cada herida, cada expresión, cada gesto es una seña, un hito que señala sin pérdida alguna la experiencia de dolor, el punto sin retorno, la brecha abierta, la zanja sin cubrir”, explica Ortiz. “Basta con mirar de cerca para captar cada detalle, para entender cómo el cuerpo es el mayor testigo y la fuente primaria donde podemos leer la tragedia de lo que ha sido el libreto macabro de la violencia”.

La exposición está abierta de martes a viernes de 9:00 a.m. a 6:00 p.m. y los sábados de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. en el MAC de Bogotá (carrera 74 #82A-81). Haga clic aquí para más información.

Crucifixión Nuclear (1955), Carlos Correa. Óleo sobre lienzo, 100 x 100 cm.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.