RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

En las puertas del infierno

La obra del escultor francés llega a Bogotá en una exposición que muestra algunas de sus obras fundamentales. Cascarrabias, amargado y con una relación a cuestas que le costó ser acusado hasta de robo, sus esculturas hablan por sí mismas.

2010/03/15

Por Juan Esteban Osorio

Tenía barba larga, pelo rojo y corto, ojos azules, y gafas empotradas en la nariz, algo caídas. La mujer que más lo quiso lo describió la primera vez que lo vio como “un gnomo viejo”. Tartamudeaba cuando hablaba, balbuceaba entre dientes, era inseguro y tímido; algunos le acusaban de carecer de personalidad. No era el seductor ni el ganador que otros habrían esperado. De accesos violentos contra los que lo rodeaban, no era precisamente el dueño del trofeo de la popularidad de los estudios y talleres de arte ente los que vivía y trabajaba.

Para leer este artículo completos:

Ed. 168

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 168

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.