RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Esa maldita pared

Bristol, la ciudad que vio nacer a uno de los grafiteros más venerados del mundo, hoy elevado a la categoría de artista célebre, se rinde ante el embrujo de uno de sus hijos más rebeldes y contestatarios: Banksy. Nadie sabe su verdadero nombre, y sus obras aparecen de la noche a la mañana en los lugares más insospechados. Como por ejemplo, un museo.

2010/03/15

Por Catalina Holguín Jaramillo

Hace unas semanas apareció en Bogotá debajo del puente de la Avenida 26 con décima un grafiti que decía: NO REELIJAS A LA RATA QUE MATA. Hoy ese mensaje está tachado con aerosol negro. Quizás los empleados de LIME son quienes emprenden esta tarea, de la misma manera como existe en Bristol, Inglaterra, una brigada de la compañía municipal de aseo Clean and Green encargada de borrar grafitis. Este servicio de limpieza social le cuesta a la ciudad inglesa 100.000 libras anuales.

Para leer este artículo completos:

Ed. 158

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 158

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.