RevistaArcadia.com RevistaArcadia.com

Grietas y desplazamientos

La obra de Doris Salcedo que se exhibe en la Sala de Turbinas de la Tate Gallery en Londres, ha puesto el dedo en la llaga sobre el racismo y la relación entre el primer y el tercer mundo. Además, en Gales, una exposición de artistas colombianos se pregunta por el desplazamiento: una de las obras, sin embargo, fue censurada por la Embajada de Colombia en Londres.

2010/03/15

Por Charbel Ackermann

La Sala de Turbinas de la Tate Gallery queda en una antigua central eléctrica en la orilla sur del río Támesis. Su espacio central mide 167 metros de longitud. Desde el año 2000, la Tate ha encargado ambiciosos proyectos para un espacio que solo podría definirse como intimidante. La comisión de este año, liderada por Doris Salcedo y su obra Shibboleth, se inauguró el 8 de octubre y se verá hasta el 6 de abril de 2008. Las comisiones anteriores fueron para Louise Bourgeois, Juan Muñoz, Anish Kapoor y Bruce Nauman. El punto de inflexión de las series había sido hasta la fecha el proyecto Clima de Olafur Eliasson, un artista que iluminó la sala con un enorme sol naranja. Carsten Hoeller instaló una serie de diapositivas y transformó el lugar en un parque de diversiones para adultos y niños. La contribución de Doris Salcedo, como se ve en la foto, es una oscura grieta que surca la blancura del piso de la Sala de las Turbinas.

Para leer este artículo completos:

Ed. 167

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 167

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.