Juan Manuel Echavarría nació en 1947 en Medellín. Crédito: León Darío Peláez Juan Manuel Echavarría nació en 1947 en Medellín. Crédito: León Darío Peláez

‘Ríos y silencios’ en el Museo de Arte Moderno de Bogotá

La más reciente muestra de Juan Manuel Echavarría: fotografías sobre el conflicto armado.

2017/10/24

Por Daniela Vernaza Civetta

Desde el 21 de octubre, el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) aloja Ríos y silencios de Juan Manuel Echavarría. La exposición está compuesta de fotografías de las ruinas y vestigios que, como monumentos abandonados o a manera de memorias y canciones, ha dejado la guerra. Desde una serie de fotos de tableros de las escuelas en donde las palabras, entre su presencia y ausencia, se disputan el dominio del espacio hasta las fotografías de Requiem NN, tumbas de desconocidos que un pueblo entero decidió adoptar y dar nueva vida al nombrarlos, la obra de Echavarría se mueve entre dos polos: la palabra y el silencio; la memoria y el olvido.

Fotos de Requiem NN de Juan Manuel Echavarría. Crédito: León Darío Peláez.

La fotografía, como medio artístico, es el que más fácilmente puede llegar a tener un propósito documental. En un principio, la fotografía muestra lo que se ve y suele ser interpretada como testigo de un momento. La obra de Echavarría es testigo de una guerra sufrida por varias generaciones en el país. Más que esto, la obra es un monumento a la memoria, una lucha contra el olvido y un deseo de no repetir.

Abrir el espacio del museo para exponer la obra del colombiano implica una dislocación de espacios y tiempos. El museo aloja tiempos pasados y vestigios de la guerra que sin embargo están siempre presentes y son todavía actuales. El interior del museo, transformado y vestido de gris para presentar las obras del artista, muchas de las cuales se hicieron en colaboración con actores directos de esta guerra, se convierte en otros lugares y en otros tiempos que de otra manera jamás podrían ser vistos desde la ciudad. La disposición del espacio, que sumerge al espectador en un transitar gris y reflexivo, lo invita a cambiar su mirada; a mirar hacia arriba o hacia abajo para apreciar las obras, a oír entre voces y ecos de “Guerra y Pa” los cantos de quienes más cercanos han estado a este conflicto, y a explorar en historias cotidianas lo que ha dejado la guerra.

La exposición estará en el museo desde el sábado 21 de octubre hasta el 7 de enero de 2018.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en REVISTA ARCADIA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 157

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.